El presidente Andrés Manuel López Obrador celebró que el Banco de México (Banxico) haya decidido reducir las tasas de interés el jueves pasado, porque eso ayudará a la economía del país.

El mandatario reiteró que respeta la autonomía del banco central y sus decisiones de política económica.

“Yo quisiera, con todo respeto, que el Banco de México, además de controlar la inflación, se preocupara por el crecimiento económico. Por eso celebro mucho que se hayan bajado las tasas de interés, fue una muy buena decisión, pero respetamos lo que hagan, porque son autónomos, sólo es una opinión”, manifestó el primer mandatario durante su conferencia de prensa en Palacio Nacional.

Unas horas más tarde, durante la presentación oficial del CoDi, Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México, respondió al primer mandatario que “es a través de la estabilidad como se contribuye de la manera más clara y decidida a un entorno que promueve la inversión y el crecimiento”.

Díaz de León explicó que el Banxico es un banco central, cuya función o esencia es cómo emite el dinero primario y cuáles son las condiciones bajo las cuáles se suministra, tal es el caso de la tasa de interés.

“Todo banco central tiene como elemento primordial procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda que emite, en este caso el peso, y de esa manera es como se contribuye a un entorno que propicia un ambiente de crecimiento”, insistió.

Destacó que ésa es precisamente la mejor contribución que puede tener un banco central para el crecimiento económico.

“La estabilidad no es un fin per se, pero claramente es a través de la estabilidad como se contribuye de la manera más clara y decidida a un entorno que promueve la inversión y el crecimiento”, enfatizó.

Dijo que es una consecuencia del cumplimiento y del mandato del Banxico, propiciar, desde sus elementos e instrumentos, la mejor contribución para promover un entorno de crecimiento.

El pasado 26 de septiembre, la Junta de Gobierno del Banco de México recortó su tasa de interés por segunda ocasión consecutiva en 0.25 puntos base, para dejar al rédito en 7.75 por ciento.

 

En el comunicado para informar sobre la decisión de la Junta de Gobierno, los integrantes  destacaron que “es particularmente importante que además de seguir con una política monetaria prudente y firme, se impulse la adopción de medidas que propicien un ambiente de confianza y certidumbre para la inversión, una mayor productividad y que se consoliden sosteniblemente las finanzas de Pemex”.

El pasado 16 de agosto, el presidente celebró la primera vez que el Banco de México recortó las tasas de interés durante su administración. Sin embargo, en aquella ocasión criticó el Informe Trimestral del banco central sobre la economía del país, y consideró que presentaba observaciones que no le correspondían.

No obstante, sostuvo que respeta su autonomía e incluso pidió a los funcionarios del Banxico que se sientan libres de usar esa potestad con toda “arrogancia”.

[email protected]