Cancún, Qroo. El ayuntamiento de Benito Juárez (Cancún) cerró el 2012 con una buena noticia en la calificación de sus finanzas. En su último reporte del año pasado, Fitch Ratings retiró la observación negativa a la calidad crediticia del ayuntamiento para modificarla a estable , pero mantiendo la nota BBB-(mex) que le asignó en su anterior análisis.

La modificación se debe a que la deuda que el gobierno municipal tiene con el Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo) por un monto de 112.3 millones de pesos -la cual tuvo que respaldar con sus participaciones federales- ha venido pagándose puntualmente derivado de un acuerdo de liquidación en parcialidades. Con ello, se eliminó el riesgo de la retención total de sus transferencias, expone la agencia en su reporte.

La firma aduce que otros factores que también determinaron la calificación emitida son el nivel sobresaliente de recaudación, los buenos términos y condiciones de la deuda actual, así como su fortaleza económica, al ser el destino de playa más importante en el país.

No todo es miel sobre hojuelas

Ello, sin embargo, no es aún suficiente para modificar la nota que mantiene Cancún desde el año pasado, pues persiste un elevado nivel de gasto operacional con tendencia creciente, un alto endeudamiento tanto en términos absolutos como relativos, un ahorro interno limitado y volátil, además de elevados requerimientos de infraestructura por el alto dinamismo económico y poblacional, según explica la calificadora.

El reporte concluye previendo una recuperación en la flexibilidad financiera del municipio, aunque la expectativa es que el desempeño financiero seguirá limitado.

Recomienda, asimismo, mantener controlados los niveles de pasivos no bancarios y de corto plazo, además de un manejo prudente de la deuda de largo plazo para que se acelere la mejora de la calificación del ayuntamiento.

[email protected]