Los ingresos promedio de los mexicanos que componen el decil I, es decir, los más pobres del país, ascienden a 2,720 pesos mensuales. Durante el 2016 la mitad (47.9%) de sus ingresos provino de transferencias, estas recepciones pueden ser dinero que sus familiares en el extranjero les mandan o apoyos sociales del gobierno, de otros hogares o de instituciones privadas.

Las siguientes fuentes más importantes de ingresos para este sector de la población en México son la remuneración de su trabajo subordinado (29.0%) y el ingreso recibido por trabajo independiente (16.7%), de acuerdo con el Informe de Evaluación de la Política Social 2018 del Coneval.

La problemática en la composición del ingreso de estos hogares es que la fuente más importante de dinero son apoyos inciertos, debido a que no tienen carácter obligatorio, según el informe. Esta situación implica que su vulnerabilidad económica incrementa respecto a la de los habitantes que componen los deciles más altos.

¿Qué apoyos reciben?

Dichas transferencias que reciben los mexicanos del decil 1, que equivalen a la mitad de sus ingresos (1,361 pesos mensuales) provienen de:

  1. Beneficios económicos de programas sociales del gobierno: 46.3%
  2. Artículos o servicios que reciben de parte de otros hogares: 19.6%
  3. Donativos monetarios provenientes de otros hogares o de instituciones: 16.6%
  4. Indemnizaciones o pensiones: 7.5%
  5. Transferencias en especie de organizaciones privadas o partidos políticos: 5.0%
  6. Ingresos que reciben desde el extranjero: 4.5%

En esta distribución destaca el reducido ingreso que perciben bajo concepto de pensiones, jubilaciones o indemnizaciones. De cada 100 pesos que tienen los hogares más pobres de México sólo 7 corresponden a una transferencia por retiro, esta cifra asciende a 60 de cada 100 pesos en el decil más alto, situación que expresa que los más ricos tiene 8.5 veces más acceso a recursos laborales o propios para recibir pensiones en su vejez.

La recomendación del Coneval refiere a poner atención urgente en la creación de empleos formales en las zonas rurales o de marginación, con el objetivo de que quienes conforman los deciles más bajos incrementen su nivel de acceso a prestaciones laborales, como lo es una pensión adecuada para el retiro.

¿En qué gastan su dinero los más pobres?

La población mexicana que compone el decil uno destina 50.6%, es decir la mitad de sus ingresos, a la compra de alimentos y bebidas.

De cada 10 habitantes que pertenecen al decil 1, al menos 8 no cuentan con seguridad social, por lo que están afiliados al Seguro Popular. Esto implica que su sistema de atención a la salud no es contributivo por lo que no generarán ahorro para su retiro y deberán destinar parte de sus ingresos a continuar cubriendo sus necesidades básicas hasta la vejez.

En contraste con los mexicanos del último decil de la población que destinan a su alimentación 25.2% del total de sus ingresos, es decir la mitad de la cifra para los más pobres. Al menos 6 de cada 10 personas de este rango de ingresos tiene acceso a sistemas de seguridad social que sí son contributivos.

Aunado a esto, aun destinando la mayor parte de sus recursos a la alimentación, el 20.5% de las familias de comunidades indígenas reportaron inseguridad alimentaria moderada o severa en el 2016, es decir, que tienen problemas para ingestar los nutrientes suficientes para su desarrollo.

¿Dónde están los más pobres?

En Guerrero, Oaxaca y Chiapas se concentra la población que registra el menor nivel de ingresos promedio. La desigualdad en la distribución del ingreso produce disparidades regionales evidentes en la cantidad monetaria con la que cuentan las familias en el sur y sureste del país con las del norte y centro sur.

Durante el 2016 en Chiapas se registró un ingreso promedio de 1,794 pesos mensuales, siendo éste el estado con las percepciones más bajas, de acuerdo con cifras del informe del Coneval. Seguido de Oaxaca con 2,048 pesos y Guerrero con 2,746 pesos mensuales en promedio.

En Chiapas el ingreso promedio es 4.6 menor que el Nuevo León (el estado con el más alto), en donde los habitantes tienen una percepción mensual de 8.238 pesos.

¿Quiénes son los más pobres?

El informe del Coneval destaca los grupos poblacionales en los que se presenta mayoritariamente la pobreza moderada y extrema. Estos son:

  1. Mujeres indígenas: De cada 10, 5 están en pobreza extrema y 4 en pobreza moderada
  2. Hombres indígenas: De cada 10, 1 está en pobreza extrema y 3 en pobreza moderada
  3. Niños indígenas: De cada 10, 3 están en pobreza extrema y 5 en pobreza moderada
  4. Niños no indígenas: De cada 10, 1 está en pobreza extrema y 1 en pobreza moderada
  5. Adultos mayores indígenas: De cada 10, 3 están en pobreza extrema y 5 en pobreza moderada
  6. Jóvenes en zonas rurales: De cada 10, 2 están en pobreza extrema y 4 en pobreza moderada
  7. Jóvenes en zonas urbanas: De cada 10, 1 está en pobreza extrema y 4 en pobreza moderada

 

[email protected]