En medio de las proyecciones de los expertos en economía de una posible desaceleración económica mundial, los indicadores macroeconómicos de México han mostrado señales de debilitamiento y desestabilidad. Especialmente porque este 2019 el gobierno de Andrés Manuel López Obrador arrancó con una estrategia económica nueva, los indicadores se han seguido de cerca para evaluar el desempeño de su gestión como presidente. Con nueve meses en el poder ya pueden observarse algunas tendencias en la situación económica y social del país. 

México enfrenta una desaceleración económica, el desempleo ha aumentado ligeramente y la actividad industrial se ha deteriorado de manera importante. Por otro lado, se ha logrado una mayor estabilidad en las variables monetarias, especialmente la inflación y el tipo de cambio; la confianza de los consumidores se ha mantenido en terreno positivo.

Pero, ¿cómo estaban estos indicadores con Enrique Peña Nieto en el poder?

Entre las propuestas del gobierno de López Obrador se encontraban un mercado laboral con mejores condiciones, una distribución de la riqueza más equitativa, un mayor control de precios y del valor del peso. El presidente también aseguraba una expansión económica de hasta 4% a tasa anual para su primer año de gobierno. 

Al menos al corte del primer año de gobierno de López Obrador se puede destacar que la inflación desaceleró alcanzando su objetivo (3% +/- un punto porcentual) que se traduce en un freno al encarecimiento de los energéticos. También ha logrado mantener tipo de cambio relativamente estable (bajo los 19.50 hasta julio del 2019), una reducción de la deuda pública neta y mayor confianza de los consumidores que se traduce en aumento en el consumo privado.  

Peña Nieto destacó de su gestión haber logrado mejores resultados en el mercado laboral, al menos en términos de generación total de empleos formales y en reducciones importantes del desempleo. El PIB creció a un ritmo más acelerado con el presidente priista y la industria mexicana tuvo mejores resultados. 

En los siguientes gráficos puede observarse el comportamiento de 15 de los indicadores más importantes de la economía nacional en la gestión de Peña Nieto y de lo que va de la presidencia de López Obrador:

1. Generación de empleos formales

La generación de empleos se ha mostrado débil en la gestión de López Obrador; en promedio se han generado 35,228 plazas formales cada mes, una cifra menor que la que obtuvo Peña Nieto en su primer año de gobierno: 38,585 empleos nuevos cada mes. 

En su mejor año, logró una generación promedio mensual de 66,819 nuevos trabajos inscritos en el IMSS. 

empleo en México

2. Tasa de desempleo

El porcentaje de mexicanos en búsqueda de un empleo sin conseguirlo ha incrementado de manera modesta en el arranque del gobierno de AMLO en comparación con el nivel que dejó Peña Nieto al término de su gestión.

Peña Nieto recibió una tasa de desempleo promedio de 4.9% en 2013 y para su último año se ubicó en 3.3 por ciento. En promedio desde enero y hasta julio del 2019 la tasa de desempleo repuntó a 3.5% bajo la administración actual. 

desempleo en México

3. Crecimiento económico

El crecimiento prometido de 4% a tasa anual de López Obrador es prácticamente imposible al menos en este año. En la primera mitad del 2019 la economía mexicana apenas ha crecido 0.3%, un resultado muy alejado del primer semestre de Peña Nieto que registró una expansión de 1.9 por ciento. 

Pese a que en la gestión priista la economía registraba crecimientos significativamente más pronunciados, la tendencia de desaceleración comenzó desde el 2016. Y se ha pronunciado la caída desde entonces. 

economía mexicana AMLO Vs EPN

4. Ingresos de los trabajadores

La población que percibe los salarios más “altos” se ha hecho más pequeña cada vez.

Esta tendencia es compartida en ambos sexenios. En el primer año de gobierno de Peña Nieto el 3.6% de los trabajadores mexicanos percibía más de 5 salarios mínimos y para la mitad de su gestión esta proporción ya se había reducido a 3.2 por ciento.

En lo que va del gobierno morenista de AMLO la población con este nivel de percepciones cayó a 1.8 por ciento.

ingresos de los trabajadores en México

5. Mercado de valores

El Índice S&P/BMV IPC en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registró una variación negativa de 2.2% en el primer año de Peña Nieto y durante su último año de gestión la caída se pronunció hasta 15.6 por ciento.

Durante 2019 la contracción del S&P/BMV IPC se moderó a 3.8%, sin embargo, el mercado continúa operando en el terreno negativo.

Índice S&P/BMV IPC

6. Costo de la canasta básica

Debido al control de precios que se ha logrado en la administración actual, el precio de muchos genéricos se ha mantenido estable. La cesta de bienes y servicios indispensables para los mexicanos en zonas urbanas registra una inflación de 4.26% mientras que en zonas rurales 4.67%, niveles casi alineados con el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC, 4.10 por ciento).

El penúltimo año de Peña Nieto fue el peor de su gestión. Las cestas básicas alcanzaron encarecimientos de hasta 6.3 por ciento.

Precio de la canasta básica en México

7. Industria manufacturera

Sólo el primer año de gobierno de Peña Nieto la manufactura tuvo un desempeño peor que el que ha tenido con AMLO. En 2013 la actividad industrial creció apenas 0.56% y alcanzó su mayor expansión en 2014 con 3.95 por ciento. En lo que va del 2019 este sector ha crecido 0.98% en promedio.

Industria manufacturera en México

8. Precio de la vivienda

En contraste con otros genéricos del INPC, la vivienda no ha experimentado encarecimientos tan pronunciados en ninguna de las dos gestiones. La inflación registrada para el alquiler y los inmuebles ha sido moderada en línea con la inflación general.

Al corte de lo que va del 2019 el precio del alquiler registró una tasa promedio de inflación de 2.8% interanual y los bienes inmuebles una tasa de 2.6 por ciento.

Precio de la vivienda en México

9. Precio de los energéticos

El gas doméstico LP, las gasolinas Magna y Premium y la electricidad son productos que han experimentado alzas desorbitantes en sus precios, especialmente desde el 2017. En este rubro, López Obrador tiene el mérito de lograr contener la aceleración del precio de estos productos.

En conjunto, los energéticos pasaron de una tasa promedio de inflación de 13.2% en el último año de Peña Nieto a una tasa promedio de 5.8% con AMLO.

Precio de los energéticos en México

10. Deuda pública

Este es otro de los rubros que muestran avances en lo que va de la administración actual. En el sexenio de Peña Nieto la deuda neta del gobierno mexicano pasó de representar el 36.4% del PIB a representar el 45.0% en su último año. En estos meses bajo el mando de López Obrador se ha logrado reducir a 44.7% del PIB nacional.

La disminución ha sido modesta y de cualquier modo continúa siendo alta. El endeudamiento total nacional equivale a casi la mitad de lo que el país produce.

Deuda pública en México

11. Pérdida de poder adquisitivo del salario

Mediante el Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP) es posible ver la evolución de los salarios respecto de su poder para adquirir la canasta básica. Una contracción de este índice sugiere que los salarios tienen mayor poder adquisitivo y viceversa.

En el segundo año de Peña Nieto se comenzó una tendencia negativa del índice, lo que expresa un aumento del poder de compra salarial, en lo que va de gobierno de López Obrador se continuó con esta tendencia logrando un ITLP en 0.99 puntos.

Pobreza laboral en México

12. Confianza del consumidor

Los consumidores mexicanos se muestran más optimistas respecto de la economía bajo la gestión de AMLO en comparación con sus niveles de confianza durante el gobierno priista de Peña Nieto.

El Indicador de Confianza del Consumidor se encuentra en 45.6 puntos. Durante los seis años de gobierno pasados no alcanzó en ningún periodo ni siquiera un nivel de 40 puntos. El optimismo de los hogares es esencial para incentivar el consumo en el mercado interno.

Confianza del consumidor en México

13. Balanza comercial

El saldo del comercio con el exterior de México es por tradición deficitario. Esta tendencia siguió durante el sexenio de Peña Nieto. En 2015 alcanzó el déficit más pronunciado de toda su gestión, al cierre de año el saldo era deficitario en 14, 683 millones de dólares.

La administración morenista ha revertido esta tendencia logrando un superávit comercial de 3,145 millones de dólares.

Comercio con el exterior de México

14. Mexicanos sin seguridad social

La proporción de mexicanos que carecen de acceso a sistemas de seguridad social contributiva no puede compararse todavía, debido a que no se tienen cifras disponibles de esta carencia actualizadas con López Obrador. Durante el sexenio de Peña Nieto la tendencia fue a la baja, se redujo de 61.2% a 57.3% la proporción de mexicanos sin acceso a la seguridad social.

Población sin seguridad social en México

15. Inversión privada

La inversión privada en México es otro de los rubros de la economía que ha registrado un comportamiento negativo en lo que va de la gestión de AMLO. El nivel de inversiones fijas brutas cayó 0.5% en promedio al corte de la primera mitad del 2019.

Este indicador ya liga tres años consecutivos con números rojos, desde 2017 las contracciones anuales promedio se han moderado.

Inversión privada en México