Dicen que las crisis también representan oportunidades y esto se refleja en el segmento inmobiliario, el cual se ha dinamizado en la parte turística, pues para especialistas a partir de la emergencia sanitaria, México se volvió mucho más atractivo para los extranjeros que quieren invertir en un inmueble en el país.

Actores de la industria coincidieron en que si bien, los grandes destinos turísticos continúan siendo atractivos para los extranjeros que buscan adquirir una vivienda en el país, también otras ciudades se revalorizaron y comienzan a llamar la atención de los foráneos.

“El turismo inmobiliario se posiciona como un eje que le da mayor movimiento al sector de la industria inmobiliaria en el país, esto debido a que México se ha convertido en una opción altamente viable para los extranjeros como segunda vivienda”, comentó en entrevista Pedro Fernández Martínez, presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI).

Para Fernández Martínez, no hay duda del repunte que ha tenido el turismo inmobiliario en México, especialmente a partir de la emergencia sanitaria mundial, debido a que muchos extranjeros vieron al país como una opción para refugiarse ante el cierre de actividades en distintas partes del mundo.

“Recordemos que esta pandemia nos dejó nuevas áreas de oportunidad y una de ellas es el reforzamiento del valor que tiene adquirir una vivienda y de paso, con la nueva realidad estamos viendo un cambio ámbito laboral con la nueva generación de los nómadas digitales”, detalló Fernández Martínez.

De acuerdo con el presidente de la AMPI, México reúne las condiciones que muchos extranjeros buscan, en materia de gastronomía o geografía, por lo que esto es un aliciente para que más personas foráneas busquen adquirir una vivienda en territorio nacional.

“México es un país altamente fortalecido en gastronomía y cuenta con una orografía y geografía, que otros países no tienen y que pasan inviernos muy crudos... México se ha convertido en esta segunda opción de vivienda para los extranjeros”, destacó el profesional inmobiliario.

Según Fernández Martínez, a partir de la pandemia, se ha dado un fenómeno en ciudades que antes no eran atractivas para los extranjeros, pues a partir de la emergencia, estas localidades comienzan a repuntar en inversiones, especialmente para vivienda, de foráneos.

“Al país están llegando extranjeros a habitar ciudades que no precisamente son las grandes capitales o los ejes icónicos de la cultura de un lugar, pero se están adentrando ahí los extranjeros que buscan calidad de vida y todos los beneficios que tenemos en México”, comentó el presidente de la AMPI y destacó, en este sentido, los casos de Oaxaca y Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Para 10 años más

Una de las regiones que siempre ha sido bien vista por los extranjeros que buscan adquirir una vivienda en México es la zona del Caribe mexicano. En este sentido, William Silva, consultor de negocio e inversionista en dicha región, aseguró que a raíz de la emergencia el turismo inmobiliario en esta parte se dinamizó.

“Con la pandemia tuvimos todavía más exposición a nivel mundial, lo que hizo que llegaran muchos inversionistas extranjeros... Con la pandemia, muchas personas quisieron pasar la cuarentena en esta zona del país e hizo que muchos inversionistas compraran terrenos o propiedades”, apuntó Silva.

De acuerdo con Fernández Martínez, hay firmas inmobiliarias en esta parte del país que han crecido por arriba de 50% en sus operaciones, debido al gran dinamismo que se ha visto en dicho periodo en esta región.

Para Silva, actualmente es un buen momento para el extranjero invertir en esta zona del país, pues se prevé que dentro de 10 años ya exista una saturación del mercado, lo que complique la llegada de nuevos proyectos foráneos.

“El panorama, es que todavía hay un área de oportunidad para los próximos 10 años antes de que se vuelva a saturar el mercado y no se tenga un crecimiento tan exponencial”, acotó Silva.

Según la firma Lamudi, tan sólo en la parte de la Riviera Maya, específicamente en Tulum, se estima que existen aproximadamente 620 desarrollos para un poblado de 40,000 habitantes.