El fabricante de recubrimientos y pisos cerámicos Cesantoni anunció una inversión de 1,600 millones de pesos para los próximos meses, la cual se destinará a la ampliación de sus instalaciones en Zacatecas, así como para sus centros de distribución en el país e incluso apuntar hacia el mercado de Estados Unidos.

Yaco Reimers, director general de Cesantoni, detalló que con esta inversión la producción de cerámicos se duplicará de los 6 millones de metros cuadrados, que se produjeron en el 2020, a 12 millones que se esperan produzca la firma al cierre de este año.

“Vamos a poner una planta, que se llama pulido, que va a ser la más grande de América”, detalló.

“Y la planta nueva son dos hornos, con la línea de molienda, esmaltado, prensa, selección, una planta completa que va a producir 6 millones de metros adicionales”.

Con esta inversión se prevé una creación de 450 empleos directos, pero también buscar nuevos mercados para colocar sus productos y atender la sobredemanda de pedidos que ya registran.

Sin embargo, para el directivo, los objetivos a mediano plazo ya empiezan a definirse, pues espera que hacia el 2023 Cesantoni alcance una producción anual de 19 millones de metros cuadrados de productos cerámicos y no descarta que la firma pueda emitir deuda en el mercado bursátil incluso en este mismo año.

El mercado estadounidense, una oportunidad 

Para la empresa zacatecana, la guerra entre Rusia y Ucrania dejó un vacío en el abastecimiento de insumos para la cerámica de alta gama que se produce en España e Italia, por lo que ante una menor producción, un mayor costo logístico y, por ende, un precio más alto, los azulejos y pisos mexicanos tienen oportunidad de surtir al mercado estadounidense.

“Ahora los españoles e italianos que quieren hacer porcelánico no pueden, hay un nicho muy pequeño que lo puede hacer, cuando antes eran muy fuertes en esa parte, entonces todo lo que entraba a América era porcelánico, pero se les empieza a complicar”, señaló Reimers.

Y es que, de acuerdo con el directivo, los pisos de alta gama con los requerimientos técnicos necesarios llegaban a Estados Unidos desde Europa; sin embargo, debido a que la producción de Cesantoni cumple con los estándares, la intención es aprovechar esta situación para tener mayor penetración en el mercado del vecino país del norte.

“Nuestra estrategia es sustituir importaciones, vamos sobre ese segmento”, detalló.

“En Estados Unidos tenemos una cantidad muy grande de peticiones, queremos hacerlo de manera estratégica, muy bien cuidada, el mercado de Estados Unidos es enorme”.

Alta calidad, la estrategia de Cesansoni

Para la empresa, vender productos de alta gama les permite atender al segmento menos afectado en lo que corresponde a la construcción, que es el residencial y el cual también es el que soporta más el incremento de precios.

“El producto entre más complejo es, te soporta esos cambios, no es tan susceptible como el producto económico, los productos caros tienen más tolerancia”, dijo el empresario.

Sin embargo, una producción de alta gama requiere una mayor inversión en insumos e instalaciones, así como en formatos prácticamente de nicho.

“Somos la única empresa mexicana que hace 100% pasta blanca, y no es un tema de color, es un tema que trae bondades técnicas muy superiores a una pasta roja”, explicó Yaco Reimers.

Por otra parte, comentó que mientras cerca de 70% de la producción mexicana se enfoca en la fabricación de mosaicos de 50 centímetros o menos, Cesantoni tiene producto con tamaños más amplios que incluso rebasan un metro, pero que son más complejos de producir.

“En México, la cultura del piso porcelánico no era tan alta, porque es un producto más costoso en el mercado, a pesar de que trae atribuciones técnicas superiores, pero hace mucho sentido en el norte de Estados Unidos”, puntualizó

“Ahí tienen que usar forzosamente porcelánicos, porque un piso en temperaturas de menos de 10 grados al exterior le va a entrar agua y con el choque térmico se va a romper”.