El alemán Sebastian Vettel (Ferrari) se valió de una acertada estrategia para conquistar en Singapur su primer Gran Premio en 23 carreras, y el primero en el 2019, por delante de su compañero Charles Leclerc, quien había salido desde la pole position.

El holandés Max Verstappen (Red Bull) completó el podio de la prueba 15 de 21 esta temporada, en el circuito urbano de Marina Bay.

El británico Lewis Hamilton (Mercedes), líder mundial, fue cuarto, delante de su compañero finlandés Valtteri Bottas. Hamilton mejoró su ventaja al frente de la clasificación mundial, de 63 a 65 puntos sobre Bottas.

Ferrari tuvo que esperar a los dos precedentes GP en Bélgica y en Italia para lograr, con Leclerc, sus dos primeras victorias en el 2019, y ya consiguió el primer doblete desde el 2017.

Este regreso a lo más alto para la escudería del Cavallino Rampante es aún más inesperado, porque el circuito asiático no favorecía las características de sus monoplazas.

En un trazado en el que es complicado adelantar, Leclerc no esperaba ver a su compañero, que salió desde el tercer puesto, arrebatarle el liderato al ir a boxes una vuelta antes que él, siguiendo una consigna “de último minuto” de la Scuderia, precisó Vettel.

“No lo entiendo (esa estrategia). Habrá que hablarlo después de la carrera. Creo que es injusto”, lanzó el monegasco a la radio durante el GP, antes de mostrarse más cauto una vez que descendió de su vehículo.

Checo tuvo problemas

El piloto mexicano Sergio Pérez se dijo decepcionado tras abandonar la carrera del Gran Premio de Singapur a causa de una fuga de aceite de su monoplaza.

“Estoy muy decepcionado. Fue una carrera muy exigente, pero era una carrera que nos llegaba. Estuvimos allí y fuimos muy pacientes, evitando problemas, que es la prioridad número uno aquí. Nos veíamos muy bien hasta el final y en el curso por algunos puntos”, dijo al término de la competencia.

Lamentó que en el circuito callejero de Marina Bay en la vuelta 43 tuvo una fuga de aceite. “El equipo me dijo que retirara el auto”.

Checo, quien estaba en el décimo puesto de la carrera, lo que le permitía sumar puntos en esta decimoquinta fecha de la campaña 2019 de F1, insistió: “Es una gran pena porque siento que los puntos eran posibles hoy”.

El próximo fin de semana se correrá en el Autódromo de Sochi el Gran Premio de Rusia.