Uno experimentó un fin de semana perfecto, el otro una depresión: el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) ganó este domingo el Gran Premio de Canadá de Fórmula 1 (F1), séptima prueba del 2018, y pasó a liderar el Campeonato Mundial de pilotos, en detrimento del británico Lewis Hamilton (Mercedes), que terminó quinto.

La diferencia de ritmo entre los dos favoritos para el título mundial de F1, que salió a la luz en la calificación del sábado, se confirmó durante la carrera, que el alemán dominó de principio a fin, imponiéndose con una ventaja cómoda (7.376) antes de que ondeara prematuramente la bandera a cuadros a dos vueltas del final.

“Nunca es fácil”, afirmó Vettel tras asegurar la primera victoria de Ferrari en Canadá desde el mismo Michael Schumacher en el 2004. “Logré crear la brecha gradualmente y controlar la carrera (...) En general, fue un fin de semana muy bueno”.

El cuádruple campeón del mundo homenajeó al canadiense Gilles Villeneuve, su predecesor en la Scuderia, que celebra este año el cuadragésimo aniversario de su victoria en Montreal.

“Hemos demostrado que Ferrari sigue vivo, sigue ahí, todavía gana carreras. Estoy feliz de seguir escribiendo esta historia paso a paso y espero hacerlo aún más”, proclamó Vettel.

El finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), segundo y el holandés Max Verstappen (Red Bull), terceros, completaron el podio en el circuito Gilles Villeneuve, en Montreal. Tras arrancar en cuarto lugar, Hamilton fue rebasado por el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull), y ya no logró recuperar su lugar.

Las opciones estratégicas de su equipo en materia de neumáticos (Mercedes había optado por usar menos neumáticos superblandos, más rápidos que el resto) y motor (el equipo alemán finalmente no dispuso de la evolución planificada, al considerarla poco fiable) no ayudó, pero Hamilton tampoco rindió al nivel esperado este fin de semana.

El también finlandés Kimi Räikkönen (Ferrari) siguió al británico por delante del alemán Nico Hülkenberg y el español Carlos Sainz Jr, mientras que el francés Esteban Ocon (Force India) y el monegasco Charles Leclerc (Sauber) completaron el top 10, por delante de los otros dos tricolores: Pierre Gasly (Toro Rosso) y Romain Grosjean (Haas).

Desafortunados 300 para Alonso

El español Fernando Alonso (McLaren), que competirá la próxima semana en las 24 Horas de Le Mans y que cumplía el Gran Premio 300 de su carrera, se vio obligado a una segunda retirada consecutiva por una pérdida de potencia en la vuelta 42.

La carrera se paró momentáneamente en la primera vuelta, cuando el canadiense Lance Stroll (Williams) enganchó al neozelandés Brendon Hartley (Toro Rosso), forzando ambos a abandonar.ganador, luego de tener un incidente con el español Carlos Sainz, de Renault, quien por su parte se ubicó octavo.

Checo, molesto; terminó 14

El piloto mexicano Sergio Pérez no ocultó su molestia y siguió sin entender el contacto que tuvo sobre su monoplaza el español Carlos Sainz, con lo cual complicó su actuación en el Gran Premio de Canadá de Fórmula Uno, donde terminó en el sitio 14.

Pérez Mendoza, del equipo Force India, fue impactado por el ibérico, de Renault, en una de las curvas del Circuito Gilles Villeneuve, justo cuando salió el safety car de la pista, esto tras el choque entre el neozelandés Brandon Hartley (Toro Rosso) y el canadiense Lance Stroll (Williams), por lo que el mexicano pidió se investigara la situación, pero no hubo sanción para el español.

“Fue una carrera complicada, no pudimos ganar ninguna posición en la arrancada. Entró el safety car muy rápido, tuvimos una buena rearrancada, paso a Sainz, le gano la posición y al frenar le doy el espacio para hacer la curva y no entiendo por qué me pega”.