Sebastian Vettel, de Ferrari, ganó el Gran Premio de Brasil de la Fórmula Uno y prácticamente aseguró el segundo sitio de la tabla general después de que el británico Lewis Hamilton se coronara en la temporada hace un par de semanas en la Ciudad de México.

Este triunfo significa el 47 de su carrera, su quinta de la campaña y su tercer triunfo en Brasil.

Vettel arrancó en el segundo lugar de la parrilla, pero rebasó al dueño de la pole, el finlandés Valtteri Bottas en la primera vuelta para luego tomar la punta durante la mayor parte de la carrera.

“Todos estamos sintiendo que cada día estamos más fuertes y ojalá podamos continuar con esa fortaleza los próximos años. Nadie esperaba que Ferrari fuera tan fuerte, que nosotros fuéramos tan fuertes. Hemos dado el mayor paso”, expresó Vettel.

Hamilton salió en último después de estrellarse en la prueba clasificatoria, pero logró abrirse paso hacia la competencia, permaneciendo más tiempo en la pista del circuito Interlagos.

Bottas, de Mercedes, terminó en el segundo sitio y Kimi Raikkonen de Ferrari se apoderó del tercero. Vettel suma 302 puntos y se dirige a la última carrera de la temporada en dos semanas en Abu Dabi. El tercero, Bottas tiene 280. Aunque Bottas ganara en Abu Dabi, Vettel puede quedarse con el segundo sitio si culmina al menos en el octavo lugar. En caso de que empaten en puntos, Vettel se queda con el segundo lugar por tener más victorias en la temporada. Vettel, cuatro veces campeón de la F1, no ganaba una carrera desde el GP de Hungría.

Al llamar el resultado un “gran alivio”, Vettel dijo que “ha sido un día difícil, una carrera difícil. No había margen de error”.

Mientras que el mexicano Sergio Pérez salió quinto, pero la largada lo mandó hasta el séptimo puesto y desde ahí luchó por recuperarse toda la carrera con Felipe Massa y Fernando Alonso, y al final fueron dos puntos para Checo los que pudo rescatar en Brasil, al ser noveno.  La última carrera será el GP de Abu Dhabi del 24 al 26 de noviembre.