El verano será la prueba de fuego para la selección mexicana en el tema del grito discriminatorio. Así lo percibe Yon De Luisa, presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), luego de las recientes sanciones de FIFA que incluyen 60,000 francos suizos y dos partidos oficiales a puertas cerradas. El tema sigue en la mesa.

“Esta semana tenemos una reunión importante con FIFA al respecto. El verano va a ser muy importante para trabajar no solo con FIFA, sino con Concacaf, pues se requiere una solución de sociedad, no nada más de la industria; todos debemos entender que la violencia hablada no tiene cabida en nuestro futbol”, señaló De Luisa.

Ya el 18 de junio, el presidente de la FMF y el entrenador nacional, Gerardo Martino, confirmaron los nuevos castigos de FIFA para México tras los gritos discriminatorios detectados durante el Preolímpico en Guadalajara y durante amistosos en EU.

Esa vez, De Luisa mencionó que FIFA no les aclaró cuáles serían los dos partidos oficiales en los que México no podría recibir público, por lo que aún no es un hecho que el Tri comience la eliminatoria mundialista así.

Incluso dijo que podían ser partidos de la selección femenil o de categorías inferiores.

Sin embargo, sigue latente la posibilidad de que el estadio Azteca sea cerrado para los primeros partidos eliminatorios de México en septiembre, por lo que tanto De Luisa como Martino han sido cuestionados sobre si dichos cotejos se podrían trasladar a otras sedes.

“Queremos jugar en nuestra casa (el Azteca) bajo las condiciones de siempre, con gente, con el apoyo de todos. Vamos a esperar los acontecimientos que se den, por el momento estamos así”, dijo Martino en aquella conferencia.

Este lunes, en el anuncio del vínculo entre la FMF y la marca Frida Kahlo, Yon De Luisa aclaró que jugar toda la eliminatoria en casa sin público tampoco está en sus planes: “Nunca pensaríamos en tener una eliminatoria a puerta cerrada, no es algo que visualicemos como solución”.

Durante el fin de semana, los 189 trabajadores de la FMF recibieron una nueva capacitación del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) respecto a este tipo de temas y esperan tener otra reunión antes del inicio del torneo Apertura 2021 de la Liga MX, en julio.

El Tri volverá a la acción este miércoles 30 de junio en un amistoso contra Panamá en Nashville, y el fin de semana (sábado) ante Nigeria, en Los Ángeles. Serán las primeras pruebas para ver si la afición erradica los gritos discriminatorias, aunque la lupa principal de la FIFA estará sobre los partidos de la Copa Oro, que comienzan el 10 de julio.

fredi.figueroa@eleconomista.mx