Luego de la organización de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, la justa regional más importante de la que México será sede son los Juegos Centroamericanos y del Caribe (JCC) Veracruz 2014. Y, a 653 días de que sea inaugurada la justa, los organizadores consideran que los proyectos van en tiempo y forma.

No es para menos si se considera que el estado de Veracruz ha estado recibiendo presupuesto del erario público desde el 2009 y, en total, desde esa fecha, se le han otorgado 1,120 millones de pesos de recursos para la organización de la justa regional, lejos de lo que se requirió para la organización de los Juegos Panamericanos del 2011 los cuales costaron aproximadamente 1,343 millones de dólares (de los cuales 511 millones fueron de erario público).

Pero, si sumamos lo que se ha gastado en dos justas regionales, tenemos que el gobierno, a nivel federal, estatal y municipal, habrá invertido en la última década 7,620 millones de pesos.

Y es que, de acuerdo con Jesús Mena, director de la Conade, esta justa será una prioridad para el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Durante la actual administración, que encabeza el presidente Enrique Peña Nieto, los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 serán una prioridad. Por tal motivo, reitero el apoyo irrestricto del gobierno federal , declaró a principios de enero en una reunión con los organizadores.

DESDE EL 2009, EL GOBIERNO ?DESTINA RECURSOS PARA LA JUSTA

Pero el apoyo del gobierno para esta justa inició meses antes de que la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe (Odecabe) formalizara el nombramiento de Veracruz como sede de los JCC, pues el estado ya trabajaba en el montaje de éstos, por lo cual solicitó al gobierno federal recursos para iniciar los preparativos.

Así pues, de acuerdo con los presupuestos de egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el gobierno les otorgó sólo para el 2009, 105 millones de pesos etiquetados para infraestructura deportiva, con lo que se empezaba a cristalizar el sueño de ser sede del evento, aunque fue hasta mediados de ese año cuando se designó a Veracruz como la ciudad organizadora.

Con la idea de conseguir unos Juegos de gran organización, como la que tuvieron los Panamericanos de Guadalajara, Veracruz siguió recibiendo recursos en el 2010, cuando se le otorgaron 150 millones de pesos, aunque éstos sólo fueron destinados para la organización.

En tanto, en el 2011, el gobierno federal destinó 170 millones de pesos, los cuales eran para el estadio de Orizaba, ciudad que sería subsede del evento para el futbol.

Para el 2012, los recursos destinados a los JCC fueron etiquetados de la siguiente manera: 150 millones de pesos destinados a estructura urbana, además de 100 millones de pesos para la organización. Del mismo modo, se otorgaron 200 millones de pesos para la construcción de Estadio Centroamericano de Orizaba, ciudad que sería subsede.

Sin embargo, un año después, la organización determinó, sin motivo alguno, no darle la subsede a dicha ciudad y tampoco se construyó el estadio.

Para este año, previo a la realización de los Juegos en Veracruz, el gobierno destinó 95 millones de pesos para la organización de los JCC, mientras que otros 150 millones de pesos se etiquetaron para la remodelación el estadio de beisbol Beto Ávila.

No obstante, se espera que la justa regional tenga un costo de 3,500 millones de pesos. Si bien no tendrá el mismo costo que los Juegos Panamericanos, sí representará un gasto importante para el gobierno federal.

[email protected]