“Ni un pinche pase bien pueden dar”, reaccionó un aficionado del Veracruz, luego de un servicio que pudo significar un mano a mano entre Cristian Menéndez y el portero Alfredo Saldívar, de Pumas. Pero tras la mala ejecución terminó en los pies del defensor Nicolás Freire, hace unos días en el estadio de CU.

¿Cómo es apoyar al peor (o uno de los peores) equipos de la historia del futbol mexicano? Se sufre, dicen sus aficionados, pero también afecta al negocio de Fidel Kuri Grajales, dueño de la franquicia, que pagó 120 millones de pesos para mantener su lugar en la Liga MX.

Una de las afectaciones —que ya se presenta desde el torneo anterior— está en el ingreso de taquilla. En enero del 2018 era el club número 13 de 18 en promedio de asistencia a su estadio; para este torneo, ya es el equipo que menos fans convoca.

Eso se traduce en menos dinero. De acuerdo con un cálculo realizado por El Economista, en el Clausura 2018 vendieron 78.8 millones de pesos en boletos. Un año después (Clausura 2019) se redujo a 46.4 millones, es decir, sus ingresos tuvieron una contracción de 41 por ciento.

Con la derrota 2-0 contra Pumas, Veracruz continuó con la racha histórica de 31 partidos sin poder conseguir una victoria en Liga MX, la mayor cantidad de juegos en que un equipo no logra ganar en la historia del balompié mexicano. Para su siguiente duelo, hoy ante Atlético San Luis, el club tendrá 364 días sin triunfo.

“Intentas ilusionarte, pero la verdad es que los aficionados estamos enojados. En Veracruz no hay mucho qué hacer, más que ir al futbol con la familia y divertirse, por eso la gente sigue yendo, pero el tema está muy difícil.

No puedo hablar mal de Fidel Kuri porque es alguien a quien estimo, pero voy a ir a un congreso en unos días y lo invitaré para ver cómo lo puedo ayudar, porque el equipo da pena”, expresó a El Economista, Raúl Quintana, exdirectivo del equipo.

Ser un equipo perdedor afecta. Durante el Clausura 2018 la cifra media de asistentes al estadio Luis Pirata Fuente era de 21,113 espectadores. Ahora es de 14,600. ¿Pagarías 474 pesos en promedio por ir a ver jugar de local al peor club del campeonato?

“Siempre hemos sido aficionados del club. Lo seguimos en las buenas y en las malas. Más malas que buenas, pero los apoyo desde los 8 años de edad y por tradición seguiré con ellos. Pero la verdad da coraje porque los jugadores se tiran mucho a la hamaca y no rinden”, manifestó Rigoberto Valenzuela, quien invierte alrededor de 2,000 pesos en asistir a ver los partidos.

Sebastián Jurado, portero del equipo, tiene 23 partidos en su carrera en Liga MX, aún no ha obtenido una sola victoria y ha recibido 54 goles en contra.

“Por supuesto que estamos apenados con la afición. Creo que en el futbol debes de tener vergüenza deportiva y tenemos que reconocer donde estamos parados y nosotros ahorita estamos en el fondo y pisando fondo. Ya no hay otra que ir hacia arriba”, comentó el arquero de 22 años.

Ante la situación del equipo, Enrique Meza fue cuestionado sobre qué mensaje mandar a sus fans, a lo que contestó que es una pregunta que le realizan constantemente, pero que su equipo trabaja y realiza un gran esfuerzo, por lo que lamentan no poder darles ilusiones.

“Fíjate que en otro tiempo tuvieron grandes equipos y la afición se volcó, llegó y siempre apoyó. Así como estamos, necesitamos un gran apoyo de su parte porque los equipos solos no se pueden quedar. Ellos reclaman un triunfo porque es una afición extraordinaria y siguen viniendo y merecen más, pero el equipo pone lo mejor de cada uno”, dijo el Ojitos Meza.