Los Wolves, el nuevo equipo de Raúl Jiménez, tiene en su cartera a 12 delanteros. Es verdad, no todos formarán parte de la plantilla, pero el centro delantero mexicano tendrá mucha competencia. Su reto es ser protagonista, porque ni en el Atlético de Madrid ni el Benfica fue un jugador titular o un referente para ambas instituciones.

Ayer fue su primer día como jugador con el equipo campeón de la Championship y recién ascendido a la Premier. Dio sus primeras palabras.

“Siempre había querido estar en la Premier League”, dijo al sitio web. Raúl acudió al Mundial de Rusia, pero sólo disputó 56 minutos en dos partidos que fue requerido.

Jiménez es el noveno futbolista mexicano que milita en el torneo británico, seis de ellos han sido delanteros, pero a excepción de Javier Hernández, ningún atacante nacional se ha consolidado en el campeonato.

Acompañado del portero Rui Patrício, entrenó por primera vez y se puso a las ordenes de su actual entrenador, Nuno Espírito Santo.

El canal oficial le cuestionó:

—¿Qué es lo que más te atrajo para venir aquí?

“Hay muchas cosas. Son el actual campeón del Championship (Segunda división de Inglaterra). Creo que esta temporada será una buena temporada para nosotros. Quería un nuevo reto y soy alguien que quería eso y aquí estoy”.

—¿Siente presión al llegar a un nuevo país y una nueva liga?

“Es una forma diferente de jugar, debo aprender eso. Tengo que dar todo para alcanzar los objetivos del equipo”.

Raúl no se comprometió a dar un número de goles para la institución.

Los Wolves fueron los campeones de la Championship el año pasado con sólo siete derrotas en 46 partidos de Liga. Llegó a 99 puntos y se coronó (y con ello ascendió a la Premier) varias semanas antes de culminar la temporada. El mejor delantero del club fue Diogo Jota, quien marcó 18 tantos durante la campaña.