Al iniciar la temporada los favoritos al título eran los Lakers, pero al término de la fase regular deberán ratificar su entrada a playoffs a través del torneo Play-In. Doce de las llaves de playoffs de la NBA ya tienen nombre: 76ers, Nets, Bucks, Knicks, Hawks y Heat por la Conferencia Este y Jazz, Suns, Nuggets, Clippers, Mavericks y Trail Blazers por la Oeste.

Mientras tanto, Celtics, Wizards, Pacers y Hornets (este), Lakers, Warriors, Grizzlies y Spurs (oeste), aseguraron su presencia en el Play-In, un torneo de repesca para alcanzar los últimos cuatro lugares en postemporada.

El Play-In tournament, aunque extiende el espectáculo para los fans y exposición para los socios comerciales, ha sido criticado por los jugadores y directivos, pues, si bien se utilizó el año pasado como una medida para clasificar a los playoffs tras una gran pérdida del calendario regular por la pausa de la pandemia, en la temporada 2020-21 ha duplicado el número de equipos que participan y diluido el mérito de alcanzar un poco más del 50% de victorias.

En entrevista con El Economista, Pepe Escamilla, Vicepresidente y Director de Desarrollo Comercial de NBA Latinoamérica, señaló que poder extender la emoción siempre es atractivo tanto para aficionados como para los socios comerciales de la NBA.

“(La audiencia en México) creo que lo recibe (formato Play-In) de muy buena manera. Ampliamos el calendario de juegos hacia el final de la temporada, esto nos brinda tener esa extensión de emoción que permite tener a más gente involucrada y emocionada con los juegos. Como cualquier otra innovación tiene pros y contras y estoy seguro que con el curso de los años vamos a trabajar para seguir mejorándolo”.

Sin embargo, no ha agradado a las súper estrellas de la liga como LeBron James, cuyo equipo cayó a la zona de reclasificación una vez que comenzó a sufrir por lesiones. Tampoco a directivos como Mark Cuban, dueño de los Mavericks, quienes hasta hace unos días se encontraban luchando por evitar dicha posición. El directivo indicó que duplica el estrés en un calendario que se volvió aún más comprimido con la pandemia.

“En lugar de jugar por un lugar en los playoffs y poder descansar a los jugadores a medida que la clasificación se vuelve más clara, los equipos tienen que abordar cada juego como un juego de playoffs para entrar o permanecer entre los seis primeros”.

No ha sido un maleficio para la totalidad de los equipos, pues este formato ha hecho que las escuadras que parecían fuera de playoffs por segunda ocasión consecutiva, como Golden State Warriors o San Antonio Spurs, tengan una última oportunidad de entrar a postemporada; los Charlotte Hornets, por ejemplo, tienen la esperanza de volver por primera vez desde 2016.

Knicks y Suns regresan a playoffs

Pese a ser la franquicia más valiosa del baloncesto, valorada por Forbes en 5,000 millones de dólares, desde 2013 los Knicks no habían clasificado a los playoffs, sin embargo, el 12 de mayo marcaron su regreso como uno de los cuatro mejores equipos a lo largo de la temporada regular.

Sin superestrellas pero con nuevo entrenador, Tom Thibodeau, y la exitosa incorporación de Immanuel Quickley, gracias al Draft, y a Derrick Rose, además de jugadores cuyos traspasos fueron baratos, como los de Nerlens Noel, Alec Burks y Taj Gibson, los Knicks cerraron su récord en 41 ganados y 31 perdidos.

Por otra parte, siguiendo la inercia que consiguieron en la burbuja, en la cual terminaron invictos, los Suns marcaron su regreso a playoffs por primera vez desde la temporada 2009-10.

Las piezas faltantes en el esquema de Monty Williams eran Chris Paul y Jae Crowder, quienes se incorporaron esta temporada para ayudar a que los de Phoenix, liderados hasta entonces en solitario por Devin Booker, pudieran explotar su potencial. Terminaron la fase regular en el segundo puesto de la Conferencia Oeste con récord de 51 ganados y 21 perdidos.

Los eliminados de la temporada 2020-21 son Chicago Bulls, Toronto Raptors, Cleveland Cavaliers, Orlando Magic y Detroit Pistons en la Conferencia Este, así como New Orleans Pelicans, Sacramento Kings, Minnesota Timberwolves, Oklahoma City Thunder y Houston Rockets en la Conferencia Oeste.

deportes@eleconomista.mx