Los Pistones de Detroit, que terminaron en los últimos lugares de la temporada 2010-2011 de la NBA, despidieron a su técnico John Kuester, cuatro días después de que su nuevo dueño Tom Gores completara el acuerdo de compra a la ex propietaria Karen Davidson.

Kuester tuvo récord de 57-107 en dos campañas con Detroit, que fallaron en llegar a postemporada en años consecutivos por primera vez desde 1995.

La temporada pasada fue desastrosa y el equipo trascendió en los medios más por sus disputas internas que por sus logros en la cancha.

"Decisiones como esta son difíciles de tomar," dijo el presidente del equipo Joe Dumars.

"Quiero agradecer a John por su trabajo duro y dedicación a la organización en los últimos dos años, sin embargo, en este momento hemos decidido hacer un cambio".

Detroit ganó su tercer campeonato en 2004, parte de una racha de seis años en la que el equipo llegó al menos a las finales de Conferencia Este, pero cerró con récord de 27-55 en 2009-10 y de 30-52 la temporada pasada.

Kuester fue contratado en 2009, después de dos años como asistente en Cleveland. También fue miembro del colectivo del entrenador Larry Brown, que ganó la campaña de 2004.

Kuester tuvo problemas con varios jugadores, entre ellos el base Richard Hamilton, al que mantuvo en la banca por siete semanas consecutivas como forma de castigo.

Con Gores a cargo del equipo, los Pistones tratarán de armar un conjunto competitivo. Por lo pronto tiene el octavo turno en el draft del 23 de junio, además de que el acuerdo laboral entre la NBA y el sindicato de jugadores expira una semana después de la selección de talentos.

Es probable que entre la reestructuración del equipo se incluya la salida de Hamilton, Tayshaun Prince y Ben Wallace, únicos integrantes del quinteto que ganó el título en 2004.

Hamilton tiene contrato por otras dos temporadas, por lo que los Pistoes tendrán que negociar fuerte para pasarlo a otro club, mientras Prince es agente libre y Wallace está considerando su retiro.