El estelar ariete portugués Cristiano Ronaldo, del Real Madrid, sabe de la importancia que tiene el juego del próximo sábado en Kiev frente al Liverpool de Inglaterra, en la gran final de la Champions League 2018, en la que el equipo merengue buscará levantar la orejona por tercera vez en fila.

“Ganar sería un momento único, estamos ilusionados al saber que podemos hacer historia al lograr tres Champions consecutivas, aunque no somos muy conscientes de ello”, comentó Ronaldo en el día de medios previo a la gran final.

Aunque el comandante lusitano admite que el Liverpool tiene un tridente en ataque peligroso, advierte que el equipo merengue se encuentra en gran momento y que para él son mejores que los ingleses.

“Las finales son siempre especiales, hay que respetar al Liverpool, ha hecho méritos para estar ahí, me recuerda al Madrid de hace unos años con goleadores muy rápidos arriba, pero creo que somos mejores”, declaró el histórico futbolista nacido en Funchal, Portugal.

CR7 también sabe lo que representa la orejona para la entidad merengue, por lo que, si no le toca marcar un gol en la final, no será un tema mayor para el ariete, ya que lo importante es el triunfo colectivo.

“La Champions es un torneo especial para el club y para mí, tienes que competir contra los mejores del mundo, fue una temporada espectacular y me siento muy contento, en este club no te puedes relajar nunca. Espero poder ayudar al equipo a ganar sin importar quién marque”, expresó Ronaldo.

Cristiano saldrá con la encomienda de colaborar para continuar con la hegemonía española en torneos europeos, cuando se midan al Liverpool FC este sábado a las 13:45 horas, tiempo del centro de México, en el estadio Olímpico de Kiev, por la Champions League en un duelo que paralizará al mundo del futbol.

El jugador portugués ha sido relevante para el equipo blanco desde su llegada, pero también no ha tenido la mejor temporada desde que está en el club, no sólo en términos deportivos sino también por sus problemas fiscales que todavía no resuelve, incluso se especuló, a inicios de temporada, su posible salida con destino al Paris Saint Germain, donde milita el brasileño Neymar. Lo que es verdad es que CR7 es el referente del club.