Nacional, dirigido por el argentino Marcelo Gallardo, se coronó campeón del futbol uruguayo 2011-2012 tras vencer el sábado 1-0 a Defensor Sporting, en un encuentro final en el que la genialidad de Alvaro Recoba le bastó a los tricolores para coronarse por segundo año consecutivo.

El talento de Recoba brilló en un estadio Centenario repleto de hinchas de Nacional, gracias a una jugada en la que, tras pase de Vicente Sánchez, superó a la defensa y con el arquero violeta, Yonathan Irrazábal, ya vencido levantó la pelota de zurda para marcar el 1-0, a los 41 minutos.

De este modo, Recoba, que con el Inter de Milán logró dos scudettos, se corona a los 36 años por primera vez campeón en su país.

Defensor, que llegó a la definición del torneo luego de obtener con claridad el Clausura-2012, se tendrá que conformar con clasificar a la Copa Libertadores-2013 como el tercer equipo uruguayo, por lo que tendrá que jugar en la primera fase del torneo.

Mientras que el archirrival del campeón, Peñarol, se benefició de la victoria de Nacional ya que al culminar segundo en la anual y tras la caída de Defensor en la final clasificó directamente a la fase de Grupos del máximo torneo continental del año próximo.

La obtención de la tabla anual por parte de Nacional, que también ganó el Apertura-2011, le dio ventaja deportiva y le permitió con una sola victoria ante Defensor alcanzar el título de liga.

El título de Nacional tiene un valor especial para el Muñeco Gallardo ya que consigue quedarse con la Liga uruguaya en su debut como entrenador y a aun año de consagrarse con el mismo club, en lo que fue su despedida como futbolista profesional.