Contar con un equipo de futbol de Primera División, de entrada, es un motor importante para la promoción de un Estado. Monarcas generaba cada semana entre 300 y 400 notas a nivel nacional y local, la celebración de sus partidos se posicionan como el principal evento de turismo deportivo y de entretenimiento para la región y creaba un flujo económico de por lo menos 9,000 millones de pesos anuales al estado de Michoacán, de acuerdo a Javier Salinas, quien fungió como director de mercadotecnia del club durante 12 años.

En sus partidos de local, entre 20 y 25% de los asistentes eran turistas (de 4,000 a 5,000 personas de acuerdo al promedio de ocupación esta temporada), es decir, visitantes de por lo menos 50 km fuera de la ciudad de Morelia, principalmente Uruapan, Zamora, Irapuato, Celaya, León, Acámbaro, Toluca, Apatzingán, Lázaro Cárdenas, además de la afición del equipo visitante (entre 100 y 200 personas) e incluso quienes residen en Estados Unidos y en la visita a Michoacán aprovechan para ir al estadio, y que generaban consumo de gasolina, alimento, hospedaje, transporte, etcétera.

La práctica del futbol de Primera División está relacionada con el aumento en la productividad de mercado en una entidad cuando el resultado es positivo, en el turismo, en la promoción del estado, en la disminución de la violencia en los días de partido, en la generación de en promedio 1,500 empleos directos y 7,000 indirectos, en general, del flujo económico de una región.

“Le pertenecen a Morelia y su gente los trofeos obtenidos y el nombre de Monarcas”, detalló en un comunicado la institución cuando anunció su cambio a Mazatlán. De ahora en adelante, la marca Monarcas entrará en una continua depreciación, al detenerse las ventas y su impacto mediático. De acuerdo a estimaciones de Javier Salinas, la marca que legalmente le pertenece a TV Azteca y que ahora se encuentra sin franquicia ni jugadores debe estar valuada en unos de 250 millones de pesos.

“No es que esa marca cuando alguien adquiera el equipo va a costar 250 millones de pesos, es un valor que está tasado en lo que puede representar en ventas, pero simplemente si llega un nuevo dueño y le dicen además tienes que pagar los 250 millones por la marca, simplemente va a decir: quédense con su marca y yo le creo un nuevo nombre al equipo”.

De acuerdo a ESPN, Víctor Manuel Montiel Comparán, presidente de la Asociación Nacional Balompié Mexicano, declaró que existe la posibilidad de que Morelia albergue una plaza en esta nueva iniciativa. Mientras que Antonio Figueroa, exjugador de Monarcas, reveló en redes sociales que ha mantenido pláticas con Fernando Orihuela, presidente de palcos y plateas del Estadio Morelos, con la disposición de continuar la tradición del fútbol en Michoacán.

Es precisamente esta asociación la primer afectada al quedar desierto el inmueble: “El estadio tiene alrededor de 275 palcos y cada palco vale en promedio alrededor de 400,000 pesos y hoy no vale nada y además hay 4,000 plateas que cada platea costaba en promedio 60,000-70,000 pesos”, puntualizó Salinas.

El recinto con capacidad para 41,000 personas que con el equipo activo costaba a Monarcas cerca de 6 millones de pesos en mantenimiento, ahora costará al gobierno del Estado cerca de 3 millones mensuales en servicios como jardinería, limpieza, agua y luz en caso de que busquen evitar que se deteriore en un periodo de inactividad.

Monarcas permanecía con un patrocinador local que fue adquirido por Grupo Salinas hace 14 años, Caja Morelia Valladolid; este quizá sea uno de los más afectados con la mudanza en caso de estar vigente, pues otros patrocinadores internacionales como Caliente o Grupo Modelo podrían continuar con la franquicia de Mazatlán, donde existe incluso un nivel económico más alto.

[email protected]