México arrancó su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio con su delegación de softbol, que tiene 50% de posibilidades de regresar con una medalla luego del cambio de formato de competencia con respecto a las ediciones anteriores.

La selección de softbol quiere seguir haciendo historia. En 2019 consiguieron la primera plaza olímpica para México en este deporte y ya en dicha competencia buscan obtener la primera medalla femenil por equipos, ya que todas las mujeres mexicanas que han sido medallistas olímpicas han ganado en deportes individuales o en sincronizado (clavados).

“Vamos a regresar con una medalla, vamos a luchar en cada juego, a estar juntas como familia. Estamos listas para este momento, estamos orgullosas de ser mexicanas y de estar con este equipo”, mencionó la cátcher, Sashel Palacios, al diario Récord antes de viajar a Tokio.

En los Juegos Olímpicos 2020, el formato de competencia del softbol cambió de ocho participantes a seis: Japón, Estados Unidos, Canadá, Australia, Italia y México; esto significa que la mitad se llevará una medalla entre el oro, plata y bronce.

Actualmente, México se ubica en el quinto lugar del ranking mundial y ya sabe lo que es derrotar a Japón, EU y Canadá, que también son favoritos. Además, durante el ciclo olímpico 2016-2020, sumó una medalla de plata en Juegos Centroamericanos.

“Fue un proceso que llevó victorias, derrotas, lágrimas y felicidad”, evaluó la jardinera Stefanía Aradillas, quien ganó el Premio Nacional del Deporte en 2020 tras el crecimiento exponencial del softbol en México.

Un total de 13 países habían participado en el softbol olímpico desde 1996, cuando hizo su debut. Solo tres latinoamericanos eran parte de esa cifra: Puerto Rico, Cuba y Venezuela, hasta que México se convirtió en el cuarto representante en Tokio.

Ningún equipo latinoamericano ha ganado medalla en este deporte. Los únicos países que lo han conseguido son Estados Unidos, con tres oros y una plata; Australia, con una plata y tres bronces; Japón, con un oro, una plata y un bronce; y China, con una plata.

México busca convertirse en el cuarto país ganador de una medalla olímpica en softbol con una base de jugadoras con experiencia en ligas universitarias de Estados Unidos, uno de los países potencia en este deporte. Dallas Escobedo, Taylor McQuillin y Danielle O’Toole, por ejemplo, traen experiencia de universidades de Arizona.

Aunque jugadoras de la camada actual, como ellas, nacieron en EU y tienen ascendencia mexicana, el proyecto de la Federación Mexicana de Softbol es invertir esa situación; según datos compartidos por su presidente, Cruz Guerrero, a este diario, la selección sub 18 tiene a 15 nacidas en México por cinco mexicoamericanas, además de un registro de más de 20,000 jugadoras entre los 12 y 22 años en todo el territorio nacional.

México debutó en el softbol olímpico de Tokio 2020 contra Canadá la madrugada de este miércoles; su segundo juego será el jueves contra Japón, el sábado contra Estados Unidos, el domingo contra Italia y el lunes contra Australia. Las cuatro mejores selecciones se enfrentarán el martes 27 de julio por las medallas en Yokohama.

deportes@eleconomista.mx