Johannesburgo.- Figuras del futbol como el argentino Lionel Messi y el local Benni Mccarthy colaborarán con una asociación sudafricana que lucha contra la explotación sexual de menores, buscando generar conciencia durante la Copa del Mundo en un país azotado por este flagelo.

El grupo Sonke Gender Justice Network (SGJN), con oficinas en Johannesburgo y Ciudad del Cabo, se dedica a combatir el turismo sexual, el abuso y la pornografía infantil en campañas que están enfocadas especialmente en los hombres.

El Mundial, que se jugará por primera vez en Africa del 11 de junio al 11 de julio, es el escenario ideal para reforzar la campaña tanto en en adultos como en menores, ya que en esta época los niños están en receso escolar.

SGJN repartirá tarjetas rojas en las calles de las principales ciudades de Sudáfrica para llamar la atención sobre la explotación sexual a la que se somete a niños y niñas, sobre todo en los estratos más pobres de las sociedades.

"Hay que expulsar a quienes llevan adelante estas acciones", dijo el martes a Reuters Patrick Godana, coordinador general de SGJN en Sudáfrica.

La FIFA permitirá que esta organización emita un video de entre tres y cuatro minutos de duración donde se explican sus proyectos en el entretiempo de los partidos del mundial.

Algunas calles de Johannesburgo estaban empapeladas con carteles de la SGJN que publicitan la campaña "Hermanos por la Vida", que también cuenta con el respaldo de la UNICEF.

"Trabajamos para mantener a los hombres lejos de la violencia. Los hombres pueden cambiar, es responsabilidad de ellos", señaló Godana, un entusiasta hincha del combinado sudafricano quien está convencido de que su selección será la sorpresa del Mundial.

EJEMPLO BRASILEÑO

La organización SGJN tiene lazos con entidades similares en India y Brasil, donde la red Promundo trabaja en las favelas promoviendo que los jóvenes jueguen al fútbol para alejarlos de la violencia.

Una de sus actividades más destacadas son los torneos en la favela Santa Marta, en la que los jóvenes deben estudiar y rendir exámenes para poder seguir practicando deportes.

"Lo importante es crear lazos en la comunidad. También vamos a desarrollar campañas para repartir preservativos como parte de la lucha contra la propagación del sida y para que la gente beba con responsabilidad", comentó Godana, quien lucía una camiseta con la leyenda "Jerza Kahle", que significa "haz lo correcto".

Sudáfrica es el país del mundo más castigado por el VIH/sida, según datos de la UNICEF, organización que pronostica que para el 2015 habrán 5 millones de niños huérfanos por el sida en el país.

"Los huérfanos corren más riesgo de ser víctimas de violencia y abuso que niños y niñas que viven con sus padres", señaló el organismo de la ONU que se encarga de la infancia.

Durante la conversación con Reuters en un vuelo Sao Paulo-Johannesburgo, Godana bromeaba con los hinchas del pentacampeón del mundo que se acercaban enfundados en sus camisas amarillas a saludar al seguidor de los "Bafana Bafana" -el combinado sudafricano-, quien bromeaba con ellos en inglés, español y portugués.

Y todavía con la sonrisa en el rostro se volvía para afirmar en tono optimista: "Por los momentos que vive el mundo es crucial mostrar que se puede vivir con menos violencia y dejar atrás las violaciones y la explotación sexual".

BVC