San Juan.-Para el boxeador mexicano Juan Manuel Márquez, los duros entrenamientos, viajes y ruedas de prensa no han terminado, ya que contrario a los comentarios de que se podría retirar este año, afirmó que ha aplazado esa decisión en busca de una cuarta pelea contra Manny Pacquiao.

Márquez, quien perdió una discutida decisión contra Pacquiao en noviembre pasado en Las Vegas, recibó en Puerto Rico una sortija de brillante de parte de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), en reconocimiento a su exitosa carrera.

"Es la primera vez que recibo esta sortija, gracias por ese reconocimiento, para mi es de gran orgullo y una motivación más para continuar en mi carrera", dijo Márquez horas antes de la pelea titular de peso pluma entre su compatriota Orlando Salido y el retador puertorriqueño Juan Manuel López.

"Por el momento no me retiro, por lo menos no este año", aclaró. "Aunque el cuerpo reciente tanto entrenamiento y el mucho trabajo, vamos a ver qué sucede en el futuro cercano, si se me da la pela con Pacquiao".

"Me hubiese gustado haber salido campeón (welter) en noviembre pasado, aunque todo el mundo vio que salí como campeón, no me levantaron la mano", se quejó el mexicano sobre la controvertida decisión que le permitió a Pacquiao retener su faja de las 147 libras de la OMB.

En un aparte con la AFP, el "Dinamita" Márquez dijo que su retiro podría estar condicionado a la pelea con Pacquiao, aunque en abril va contra el argentino César Cuenca, en la Ciudad de México, donde hace 14 años que no peleaba, por el título vacante OMB de las 140 libras.

Su última pelea en su tierra natal fue en noviembre de 1994, en la Plaza México del Distrito Fderal, donde venció por nocáut a su compatriota José Luis Montes. Después hizo el resto de su carrera en Estados Unidos, donde reside desde hace una década.

Explicó Márquez que luego de la pelea en abril, espera realizar otros dos combates en julio y noviembre, y que uno de ellos "podría ser contra Pacquiao".

BVC