Sin Eliud Kipchoge, pero con 20,000 corazones que bombean sangre con sed de medalla y de recordarse el resto de sus vidas como maratonistas. El keniano de los récords mundiales que pediría más de 100,000 dólares por correr en un Maratón como el de la Ciudad de México, que tiene la etiqueta élite avalada por la World Athletics, estará presente seguramente como ejemplo e inspiración del contingente de corredores que irán coloreando de naranja la ruta de Ciudad Universitaria al Zócalo capitalino.

El 2021 tendrá el toque de las adaptaciones y del regreso, después de la pausa por la pandemia, pero en el 2022 se proyecta una recuperación para alcanzar las metas de exposición mediática y digitalización.

”World Athletics cambió su nomenclatura en el 2020 y nos da la etiqueta élite, que antes era la de oro. No exige que el Maratón se tenga que transmitir en TV abierta, ni traer atletas élite varonil o femenil. Esto es empático con los comités organizadores de todos los eventos. La World Athletics sabe que llevamos como 18 meses en la congeladora y que la captación de recursos ha sido más compleja. Como es un gasto fuerte traer a los corredores de élite y hacer la producción de la cobertura televisiva, quitaron el requisito. Sin trasmisión este año no tendremos la posibilidad de ya vender los derechos de TV, espero que en la carrera del 2022 retomemos la normalidad y en el 2023 o 2024 cerremos con la venta de derechos de TV”, dijo en entrevista con El Economista el Director del Maratón de la Ciudad de México, Javier Carvallo.

El Indeporte abrió este año la convocatoria ‘libre de derechos’ a los medios de comunicación interesados en transmitir el Maratón, en el cual en su organización invierten alrededor de 31 millones de pesos (cifra del 2019) y la ganancia, considerando el concepto por patrocinios, fue de 41 millones. A manera de ejemplo, de cuánto se cotiza la venta de derechos de un Maratón, para el de Nueva York la señal de TVS pagará hasta 40 millones de dólares anuales por un acuerdo hasta el 2029.

Este año, la invitación fue abierta a los maratonistas de élite, considerando que los organizadores no cubren sus gastos de alojamiento y viaje, pero en cambio “está el incentivo de ganar la bolsa de premios más alta para un Maratón en Latinoamérica”.

Al primer lugar se le premia con 550,000 pesos, el segundo sitio obtiene 245,000 pesos y el tercer lugar 180,000 pesos. También se premia al resto de los corredores que completen los 10 primeros lugares, otorgando al décimo lugar 12,000 pesos. En bonos, en caso de que se rompa el récord de la ruta actual ofrecerán 200,000 pesos

“Tenemos una invitación abierta a atletas de categoría élite, (nacionales e internacionales). La bolsa de premios es la más grande de América Latina y se mete dentro de los 20 mejores maratones del mundo en cuanto a la bolsa de premios. Actualmente, el costo de la etiqueta es de 4,000 dólares y en adicional hay que pagar un 2.5% sobre el prize money que damos a los atletas élite. Retenemos impuestos locales, el pago de la Federación y el porcentaje de la World Athletics que lo destina a su campaña de antidoping, la AIU (Athletics Integrity Unit)”.

Este 2021 el Maratón tiene una lista de casi 30 maratonistas de élite entre la categoría varonil y femenil y alguno de ellos, podría superar el récord histórico o de ruta impuestos por dos keniatas. Titus Ekiru ostenta el récord histórico varonil con un cronometraje de 2 horas, 10 minutos, 38 segundos y Vivian Kiplagat tiene el récord femenil absoluto con un tiempo de 2 horas, 33 minutos y 27 segundos.

Continuidad y nuevos rostros

La organización afirma que continuará con su unidad del Maratón Virtual hasta el 2026, que dará a los corredores la opción de complementar la colección de medallas desde el 2020 en adelante, pero el diseño incluso cambia, nada reemplaza al Maratón presencial al completarse los 42 km en un día. 

En cuanto a la app, a partir del 2022 será multievento y podrá registrar la edición virtual, los dos Maratones (42 y 21 km) y las carreras de preparación rumbo al Maratón. Pero no llega hasta ahí su capacidad, han mejorado la tecnología.

“La aplicación actual sí tiene la capacidad para hacer transmisiones en directo, pero para este año no está considerado. La app tiene el tracking en vivo en el mapa de la ruta. El pago de la app es una apuesta dentro del patrocinio de Telcel. La tecnología que se ocupa es la holandesa de MYLAPS, que cronometra los Maratones de Boston, Nueva York, Chicago, Londres. Es una de las empresas de cronometraje y equipo más grandes e importantes a nivel internacional”, señala Carvallo.

Telcel es uno de los patrocinios más longevos del Maratón desde el 2013, junto a Gatorade y Alpura. Durante el año de pandemia se bajó Aeroméxico, Palacio de Hierro, Li-Ning y para esta edición la cartera es de 16 patrocinios con la llegada de Coppel y New Balance, que estampa las camisetas y tiene acuerdo con los maratones de New York y Londres 

Además, Carvallo espera que los stands comerciales crezcan a 60 como en el 2019. 

“Busco que al evento se le dé continuidad y buscar áreas de oportunidad para mejorarlo. Los patrocinadores nos ayudan económicamente a mejorar la calidad. En la balanza, un 60% del Maratón se gana por patrocinadores y un 40% por inscripciones”.

marisol.rojas@eleconomista.mx