Vivir la pasión de la NFL en el estadio es una de las cosas que ningún aficionado al emparrillado quiere perderse y, en ocasiones, son capaces de desembolsar fuertes cantidades de dinero para ver a su equipo luchar por el título divisional.

Para esta temporada, el precio promedio para el juego entre Patriotas y Denver, los cuales disputan el título de la Conferencia Americana, es de 799 dólares, siendo el más barato de 365 y el más caro de 3,800.

Mientras tanto, del lado de la Conferencia Nacional (NFC), el costo promedio para el encuentro entre 49ers y Seahawks es de 711 dólares, el más barato tiene un costo de 327 y el más caro cuesta 3,585 dólares.

En el caso del juego que se disputará en el Sports Authority Field at Mile High, casa de Broncos, éste es el precio más alto que se ha cobrado en un juego de título de conferencia en los últimos cinco años.

Antes de esto, el boleto por el juego entre New York Jets y Pittsburgh Steelers por el título de la Nacional en el 2011 fue de 532 dólares en promedio, seguido de la final entre Patriots y Ravens en el 2013 el cual tuvo un costo promedio de 530.

Mientras que en el 2012, año en que también se enfrentaron New England y Baltimore, el costo promedio del ticket para entrar al juego fue de 515 dólares. En contraparte, el boleto más barato para un partido en esta instancia en el último lustro fue de 343 dólares por el encuentro entre Colts de Indianápolis y New York Jets.

El costo promedio más bajo por entrada a un juego por el pase al Super Bowl en la NFC fue el del año pasado entre San Francisco y Atlanta, el cual fue de 363 dólares.

En contraste, en la Conferencia Americana este año el enfrentamiento entre Patriots y Broncos tiene un promedio de 799 dólares.

En el 2011, cuando Packers y Bears lucharon por el título de la Americana, los boletos tuvieron un costo promedio de 1,157 dólares.

Mientras que el tercer juego más caro fue el de Vikings contra Saints en la temporada 2009-2010, cuando el aficionado tuvo que pagar un promedio de 744 dólares, mientras que en el 2011-2012, los tickets para ver a San Francisco enfrentar a Giants por el título de conferencia tuvieron un costo promedio de 597 billetes verdes.