Ajeno a lo que se vive con el Ascenso MX, división en la que Alebrijes y Cafetaleros disputan la final de ascenso sin ninguna posibilidad de subir a Liga MX debido a que no están certificados para competir en el máximo circuito, en la Liga Premier –antes conocida como Segunda División- tienen garantizado que uno de sus equipos agremiados suba de categoría al final del año futbolístico.

Actualmente, Loros de Colima y La Piedad son los equipos de la Serie A –división que incluye clubes con derecho de ascender- que esta semana disputarán la final del Clausura 2018.

Ambos cuentan con certificado para poder competir en el Ascenso MX y buscan convertirse en el monarca de este semestre para poderse medir con el Deportivo Tepatitlán, campeón del Apertura 2017, que, para su mala fortuna, no cuenta con la certificación de la Liga para llegar a la antes Primera A.

De acuerdo a Luis Eduardo Gutiérrez, quien forma parte de la coordinación de la Liga Premier, el club de Tepatitlán ha tendido problemas con su estadio, el “Tepa Gómez”, inmueble que tiene “en malas condiciones su césped sintético” y por ello, las últimas liguillas las ha tenido que disputar en el Tres de Marzo.

Mientras en la Liga MX se ha manejado la opción de jugar con 17 equipos, y en los últimos días la posibilidad de hacer una subasta entre los seis equipos que tienen certificación en el Ascenso MX (Atlante, San Luis, Celaya, Dorados, Leones Negros y Juárez) si Lobos BUAP no paga los 120 millones de pesos de fianza, en el reglamento de la Liga Premier está muy claro la forma de resolver este tipo de problemas para garantizar que uno de sus agremiados logre subir al Ascenso MX.

“Siempre se ha defendido el tema del derecho de ascenso. Para los clubes que conforman la Liga Premier es importante. Siempre estaremos a favor de que exista ascenso y descenso”, dijo José Vázquez, presidente de la Liga Premier, en una entrevista que concedió a ESPN en febrero pasado. Y lo expuesto por el directivo está asentado en las normas que rigen la rama que preside.

De acuerdo al Artículo 56 del Reglamento de Competencia de la Liga Premier, en caso de que sea el Deportivo Tepatitlán en campeón en la final que decidirá al club que suba al Ascenso MX, serán Loros de Colima o La Piedad, en calidad de subcampeones, los que ganen su derecho a subir de categoría.

En un hipotético caso de que ambos conjuntos finalistas no cuenten con certificación, el ascenso correspondería al equipo “mejor posicionado dentro de los primeros ocho lugares de la tabla general de cocientes de la temporada de la Serie A” que cuente con la certificación.

Mientras en la Liga MX y Ascenso MX buscan salir del paso de las lagunas que existen en el reglamento para definir si habrá un equipo que suba de la antes llamada Primera A o no, en la Liga Premier han puesto en claro todos los puntos en el reglamento. Tras conocer los métodos de la Segunda División, solo resta esperar a saber si Colima o La Piedad será el nuevo integrante de la ante sala del máximo circuito.