El salario promedio de un piloto en la Fórmula 1, en la presente temporada, es de 7.6 millones de euros, lo cual significa la segunda cantidad más baja en un lustro. La nómina total de la principal categoría asciende a 153.2 millones de euros, pero 70% de dicha cantidad se concentra en cuatro pilotos.

Al comparar los salarios promedio, el descenso es de 13% en comparación con el año anterior. En la campaña del 2015, el salario promedio era de 9.08 millones de dólares, la cantidad más alta en los últimos cinco años.

De acuerdo con datos de Business Book GP, el piloto mejor pagado de la presente temporada es Lewis Hamilton (Mercedes), con 42 millones de euros, además, el piloto de Mercedes también domina el campeonato del pilotos (197 unidades).

Si su salario se divide por el número de carreras en el calendario, obtendría por fecha: 2 millones de euros.

En tanto, el segundo lugar lo ocupa Sebastian Vettel (Ferrari), con 35 millones de euros, y en la tercera posición está Daniel Ricciardo (Renault), con 20 millones de euros.

Mientras que el caso contrario, lo representan Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo) y George Russell (Williams), que ganan 500,000 euros, es decir, 1.1% de lo que se embolsa Hamilton. Así como en la competencia, las diferencias salariales también son amplias.

Ambos pilotos disputan su primera temporada en la principal categoría del automovilismo.

De la temporada del 2015 a la actual, la cantidad mínima que ha obtenido un piloto en sus primeros años pasó de 150,000 a 500,00 euros, aunque no se encasilla en dicha cantidad, porque Alexander Albon (Toro Rosso) gana 750,000 euros.

Mientras que entre los piloto que más incrementaron sus ganancias, lo cual se favoreció por el cambio de equipo está el caso de Charles Leclerc que en su primer año en la categoría obtuvo 133,000 euros y tras convertirse en piloto de Ferrari dicha cantidad se multiplicó 22.5 veces.

Daniel Ricciardo optó por dejar a Red Bull y unirse a Renault, lo que significó que su salario incrementara 3.7 veces. Ahora obtiene 20 millones de euros.

•••

En un lustro, sólo tres pilotos acumulan ganancias superiores a 100 millones de dólares.

El alemán Sebastian Vettel acumula 172.9 millones de dólares; el británico Lewis Hamilton tiene hasta ahora 170.9 millones de euros y en el tercer sitio está el expiloto español Fernando Alonso al sumar 127.2 millones —en el 2015 y el 2017 fue el del salario más alto—. Ellos representan 8%  de los pilotos que participan o participaron en la categoría del 2015 al 2019.

Son pilotos que han sido campeones en la Fórmula 1. Tanto Hamilton como Vettel se colocan entre los pilotos que más ganancias ostentan, en el caso de Lewis está empatado con Juan Manuel Fangio, en la segunda posición, con cinco títulos.

[email protected]