El equipo Ferrari anunció ayer la ampliación de su acuerdo de patrocinio con Marlboro, que concluiría al final de esta misma temporada, durante cuatro años más, hasta el 2015.

En virtud del acuerdo con Philip Morris International, Ferrari seguirá participando en la Fórmula Uno (F1) bajo la denominación Scuderia Ferrari Marlboro, a pesar de que la publicidad de marcas tabacaleras esté prohibida en este deporte desde hace seis años.

El patrocinio de Marlboro lleva presente en el equipo italiano desde 1984, aunque desde que se instauró dicha prohibición los adhesivos de la marca desaparecieron de los monoplazas rojos.

El año pasado, modificaron su decoración tras recibir acusaciones de que existía publicidad encubierta de la marca tabacalera.

Además, La escudería presentó un nuevo logotipo de cara a esta temporada, que también está presente en la decoración actual de ambos: 150º Italia. Ferrari también había anunciado una ampliación de su acuerdo de patrocinio con Puma antes del Gran Premio de Canadá, disputado este fin de semana en Montreal.

Ferrari es el único equipo de la F1 que aún conserva una firma de cigarros en su publicidad.

El año pasado, el equipo italiano empleó un diseño con código de barras que insinuaba la marca Marlboro.

Regresa el espía de la F1

Mike Coughlan empezó a trabajar en Williams con una sincera disculpa a su exequipo, McLaren, y a Ferrari por su participación en una controversia de espionaje que golpeó a la Fórmula Uno en el 2007.

El británico se unió a Williams como jefe de ingeniería y tiene programado asumir como director técnico cuando el australiano Sam Michael deje el cargo al final de la temporada.

Coughlan fue despedido por McLaren luego de que se descubriera en su posesión un expediente de 780 páginas con información secreta de Ferrari. La escudería despidió a Nigel Stepney.

El caso, denominado spygate, llevó a McLaren a sufrir una multa récord de 100 millones de dólares y la pérdida de todos sus puntos en el campeonato de constructores de ese año.