Roger Federer avanzó a los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos sin jugar al retirarse su rival de turno, Mardy Fish, aduciendo problemas de salud.

El anuncio fue hecho por los organizadores, quienes no revelaron cuál es el problema de Fish.

El estadounidense, de 30 años, estuvo sin jugar dos meses esta temporada por problemas con su ritmo cardíaco y en mayo se sometió a una intervención.

Su partido de la tercera ronda se fue a cinco sets y duró más de tres horas. Terminó pasada la una de la madrugada del domingo y Fish no se presentó a la conferencia de prensa después del duelo. Se dijo que estaba recibiendo tratamiento, pero no se reveló cuál era el problema.

De este modo, Federer llegó a los cuartos de final de un torneo grande por trigésimo cuarta vez consecutiva.

En los primeros partidos de la jornada, el checo Thomas Berdych (6), le ganó al español Nicolás Almagro (11) 7-6 (4), 6-4, 6-1 y la serbia Ana Ivanovic (12), doblegó a la búlgara Tsvetana Pironkova 6-0, 6-4, avanzando ambos a los cuartos de final.