El ministro de Deportes de España, José Manuel Uribes, dijo este miércoles que los espectadores podrán asistir a los partidos de fútbol que se celebren en estadios con una ocupación del 30% y una máximo de 5,000 espectadores.

La medida comenzará este fin de semana en regiones con menos de 50 casos de Covid-19 por cada 100,000 habitantes, el nivel más bajo en la alerta epidemiológica según el sistema usado en España para seguir la incidencia del coronavirus.

Además informó que se requerirá que todos los espectadores usen cubrebocas.

Los espectadores verán así los partidos finales de la temporada de La Liga, la primera vez que se permite a los aficionados estar en los partidos de la máxima categoría del fútbol español desde que estalló la pandemia en España hace más de un año.

"Cómo elegir a los espectadores será decisión de los clubes: una lotería, un sistema que recompensa a los que tienen más antigüedad", dijo Uribes a la prensa. "Este es un primer paso con miras a muchos más".