El gran pendiente del Manchester City ha sido ganar la UEFA Champions League, y si no lo consigue en esta edición tendría que esperar hasta el 2023 para aspirar a cumplir el objetivo.

La UEFA sancionó al club inglés por dos años porque violó el fair play financiero al inflar sus ingresos por patrocinios entre el 2012 y el 2016, determinó el Cuerpo de Control Financiero de Clubes. Además, el organismo acusó al City de no colaborar con la investigación. Junto a la suspensión de dos años, también deberán pagar una multa de 30 millones de euros. Ésta es la segunda sanción económica que recibe de la UEFA por similares razones, la primera de 60 millones en el 2014.

El actual campeón de la Premier League ya apeló la decisión ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, por su sigla en inglés) y uno de los recursos para el City es que parte de las evidencias usadas en la investigación son filtraciones de Football Leaks, lo que supone un origen irregular de algunas de las pruebas.

Si se confirma la sanción de dos cursos sin participar en competencias europeas, el Manchester City perdería alrededor de 80 millones de euros por temporada. ¿Qué tanto impacta en las finanzas del equipo?.

Esta edición de Liga de Campeones ha representado por lo menos 82.1 millones de euros, de los cuales 36.6 son por participar en la fase final del torneo y por sus resultados en el mismo, 25.5 millones serían por el ranking de coeficientes que elabora la UEFA, y al menos 20 millones por derechos de transmisión.

Si el equipo avanza a cuartos de final sumaría 10.5 millones más y los ingresos podrían superar los 93.3 millones de la edición pasada. En caso de que ganará el torneo, el club obtendría hasta 46 millones más desde la UEFA, sumados a los más de 80 que ya ha ingresado.

En el periodo 2018-19 el club facturó 640.7 millones de euros y lo derivado de la Champions, los 93.3 millones declarados por la UEFA en su distribución financiera, representó 14.6 por ciento del total. En el curso 2017-18 facturaron 598.8 millones de euros; por la competencia de clubes ingresaron 63.8 millones, 10.7 por ciento.

En la Liga de Campeones 2016-17 tuvieron un ingreso de 50.2 millones de euros, 9.2% del total de 544 millones, mientras que en la 2015-16 generaron en el torneo europeo 83.9 millones, 16.6% de los 504.9 millones de euros de ese periodo.

Según las proyecciones, para el verano de este año podrían facturar por lo menos alrededor de 570 millones de euros, de los cuales la Champions podría aportar entre 14 y 21%, lo cuál dependerá de qué tan lejos lleguen en el torneo, y entre más avancen se acercarán a 600 millones de euros en facturación o los superarán.

De modo que, si se queda sin Champions League por primera vez desde el curso 2011-12, el equipo podría perder alrededor de 13% de sus ingresos anuales, a menos que lo solventen con acuerdos de patrocinios, tal como ha hecho su vecino Manchester United al no jugar en Champions esta edición —aunque disputa la Europa League—, pero aun así no evitaron perder 19% de ingresos en el último trimestre del 2019 (y 37.6% en ingresos por transmisión). ¿La razón? Se la atribuyen a la ausencia en la Liga de Campeones, a raíz de su mala campaña 2018-19.

Tal escenario le espera al Manchester City si no logra que el TAS le dé la razón en su apelación a la suspensión de dos años y adictada por la UEFA. De modo que será una victoria para los Citizens si el castigo se reduce sólo a una multa económica, y el pago de la misma podría salir de su participación en la próxima justa de clubes continental.

[email protected]