El juego de Estrellas, bajo el formato en el que se enfrenta la Zona Norte contra la Sur, en la presente edición del encuentro es la número 41. Bajo dicho formato, en 23 ocasiones ha dominado la novena que representa la zona Sur. En las últimas 10 ediciones han ganado en seis ocasiones, por cuatro de la novena del Norte.

Los mánagers que tuvieron a cargo a los equipos fueron Roberto Kelly, de los Sultanes de Monterrey (Norte) y Sergio Omar Gastélum, de los Guerreros de Oaxaca (Sur).  Ambos entrenadores coincidieron en que ambas zonas son muy parejas en cuanto al talento que conformaron las novenas.

Sergio Omar Gastélum indicó: “La competencia en ambas zonas es la misma, muchos hablan de la competencia en la Zona Norte. Los 16 equipos están bien nivelados, no hay enemigo pequeño y, te lo digo abiertamente, antes te recuperabas con otros equipos y eso ya no sucede. Hemos visto regresos de 10 carreras y te habla de la competitividad de los equipos y de que siempre tienes que estar alerta en el juego”.

Gastélum en la segunda temporada del 2018 ocasionó que los Guerreros regresaran a disputar una Serie del Rey y, en la presente temporada, tras la primera vuelta es el equipo que domina su zona.

Como jugador compitió en 10 Juegos de Estrellas para ambas zonas. “Ver tantas estrellas no me intimida, me emociona”, añadió.

En tanto, Roberto Kelly, mánager de los Sultanes, que enfrenta por segundo año sucesivo dicho encuentro, mencionó que ambos equipos están bien representados y tienen peloteros de calidad.  Para Kelly participa como mánager por segunda ocasión consecutiva. El año pasado, ganó el Sur 10-2 Norte. El mánager se describió que es menos estricto y que buscaron respetar el espectáculo, porque muchos niños asisten.

Saúl Soto, primera base de los Rieleros de Aguascalientes, bromeó que la Zona Sur ha tenido mucha suerte, “me ha tocado que nos han ganado (...) Tenemos un equipo poderoso y mis compañeros pitchers pasan por un buen momento”.

En tanto, el pitcher de Toros de Tijuana, Jake Sánchez, comentó que la zona norte el pitcheo sería la clave y el bateo en el Sur. “Es un poco más tranquilo, pero en el juego ya no controlas la adrenalina”.