Una frase de entre todas sorprende al mundo. Cometí un gran error. Decepcioné a mis seguidores y al tenis . Aún con la mirada fijada en ningún punto, la rusa María Sharapova admitía que en enero de este año, en el Abierto de Australia, había dado positiva por Meldonium.

Mira la tenista hacia la parte alta del salón, juguetea nerviosa con sus dedos. Fotógrafos, flashazos. En perfecta sincronía, las cámaras de televisión siguiendo cada uno de sus movimientos. No quiero terminar mi carrera así. Realmente espero que me den otra oportunidad para jugar .

Y luego, el bombardeo de preguntas. La rusa ha contestado todas. Hasta que el salón del hotel de Los Ángeles se queda mudo. Gracias , dice Sharapova mientras dobla una hojita donde tenía su discurso y emprende el camino de salida. La imagen de la reina, la que ha ganado 39 títulos en su carrera, cinco de ellos Grand Slam, la misma que ocupa hoy el séptimo lugar del ranking, parece comenzar a caer.

* * *

Difícil es no hablar de María Sharapova. La rusa es considerada una de las mujeres más atractivas del planeta. Empresaria, deportista, hermosa. Reconocida.

El año pasado, un informe llamado Women and Sport de la agencia de marketing Repucom explicaba que, además, era la atleta más rentable del planeta. El análisis de los datos del Celebrity DBI Repucom, el cual está incluido en el informe y es un índice independiente que cuantifica y califica la percepción que los consumidores tienen de las celebridades, revelaba quiénes eran las atletas más comerciales en 15 mercados clave de todo el mundo, entre ellos el mexicano.

El año pasado, por ganancias en participación en torneos de la WTA, ganó 3.9 millones de dólares. Sin embargo, sus ingresos por patrocinios personales, de acuerdo con la revista Forbes, alcanzaron los 29.5 millones de dólares.

La rusa tiene un contrato multianual con Nike (2010-2017) por 70 millones de dólares, pero cuenta además con otros sponsors que incluyen las marcas Head, Cole Haan, Samsung Electronics, TAG Heuer, Evian, Porsche, Pinkberry y Avon Luck.

Aunado a ello, lanzó al mercado su propia marca de dulces llamada Sugarpova. De acuerdo con el reporte de Repucom antes mencionado, su valía llegaba hasta las redes sociales, donde su calidad de estrella se ha perpetuado.

María fue la primera tenista en superar los 15 millones de likes en ?Facebook, y se estima que uno de sus posts en redes sociales personales puede llegar a tener un valor de 12,884 dólares.

De acuerdo con el experto en marca David Schwab, consultado por la revista Forbes, el reto para la rusa será luchar contra todos esos titulares en Twitter que dicen que no pasó la prueba, sin adentrar en los pequeños detalles .

Del mismo modo, considera que será difícil que las marcas se deslinden de la tenista, sobre todo porque la sustancia por la que dio positivo fue legal durante varias décadas.

* * *

Ha tenido la rusa un error que desmorona su imagen casi perfecta. Pero no es la primera atleta en encontrarse en el ojo del huracán por utilizar Meldonium.

Este año, el caso del corredor etíope Endeshaw Negesse, quien ganó recientemente el maratón de Tokio, salió a la luz, al igual que el de la bailarina sobre hielo rusa Ekaterina Bobrova. También en la lista está la campeona mundial de 1,500 metros, la sueca de origen etíope Abeba Aragawi. También en febrero de este 2016, seis luchadores georgianos dieron positivo por esta sustancia. Hasta ahora, todos estos atletas están suspendidos de manera provisional.

En los años 70, Ivars Kalvins, un investigador de Letonia, buscaba un producto para acelerar el crecimiento de los animales; así descubrió una molécula a la que bautizó Meldonium, la cual hacía, principalmente, cerdos más gordos y lustrosos.

Pero cuatro décadas después, nuevas investigaciones arrojaron que la molécula, convenientemente dosificada, prevenía el infarto y la isquemia cerebral en los humanos, mejoraba la circulación, aumentaba el vigor sexual y la motilidad del semen, más rico en testosterona e, incluso, era buena para aliviar el síndrome de abstinencia de alcohólicos crónicos.

Ahora se comercializa como Mildronate, el cual, de acuerdo con una publicación científica de Colonia, incrementa la resistencia de los deportistas, ayuda en la recuperación tras el ejercicio, protege contra el estrés y mejora la activación del sistema nervioso central .

Los hallazgos llevaron a la WADA a incluir este medicamento en la lista de sustancias prohibidas, pero María lo desconocía, o quizá olvidó leer la lista.

Lo cierto es que por el momento, según anunció la Federación Internacional de Tenis (IFT, por su sigla en inglés), la tenista rusa estará suspendida, esperando la resolución de su sanción.

* * *

El escándalo de dopaje se une a los problemas deportivos que la rusa ha tenido en los últimos meses. Lesiones a lo largo de su carrera la han hecho abandonar diversos torneos, pero han mermado en ella especialmente el año pasado, pues ha jugado sólo tres torneos desde Wimbledon el año pasado.

Se retiró del Abierto de Estados Unidos en el 2015 con una lesión en la pierna y ahora decidió no jugar el torneo de Indian Wells, California, que comienza esta semana, por una lesión en el antebrazo izquierdo.

Su partido más reciente fue su derrota en el Abierto de Australia en cuartos de final ante la estadounidense Serena Williams, número uno mundial.

Si la IFT acata las nuevas penas de dopaje de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), aprobadas en el 2013, la rusa tendría una prohibición automática de cuatro años por usar sustancias para mejorar el rendimiento.

Aunado a ello, de acuerdo con el nuevo reglamento, cualquier atleta que sea hallado culpable de una falta grave, enfrentará una prohibición automática para competir en al menos unos Juegos Olímpicos.

El 7 de marzo la rusa habló frente a un auditorio lleno de periodistas, luego de admitir su dopaje, de estremecer al mundo con la noticia. María inicia, hoy, su camino hacia la redención de un error que le podría separar del deporte que practica desde los cuatro años, un deporte que, por mucho, la adora siempre.

La WADA se siente decepcionada

Tras manifestar decepción por las nuevas denuncias sobre Rusia, la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) afirmó que todavía queda mucho por hacer para que ese país limpie su programa de exámenes de dopaje, en momentos en que los rusos buscan que sean repuestos sus atletas a tiempo para Río 2016.

Un documental difundido el domingo por la emisora alemana ARD acusó al técnico ruso Vladimir Mohknev de seguir entrenando atletas, mientras cumple con una suspensión de la IAAF y denunció que otro técnico ofreció sustancias prohibidas en venta.

El documental sostiene además que el director interino de la agencia rusa antidopaje permitió que un atleta no identificado reprogramara la fecha de un examen de dopaje sin aviso previo.

La WADA ha visto las revelaciones y se siente decepcionada , afirmó la agencia. WADA verificará estas denuncias y buscará confirmación acerca de cuándo se recopiló la información .

La federación rusa de atletismo expuso que investigará las denuncias. Estamos abiertos a una sociedad estratégica seria con la IAAF y la WADA y no permitiremos que particulares arrojen una sombra sobre el atletismo ruso , dijo.

La IAAF proscribió el atletismo ruso en noviembre, después de que un informe de una comisión de la WADA reportó un dopaje detallado y extenso, con patrocino estatal, del atletismo ruso y un encubrimiento de casos de dopaje por medio de la agencia rusa antidopaje como también de un laboratorio nacional.

En momentos en que la confianza en el deporte es mínima, estas afirmaciones inquietantes hacen muy poco para reafirmar la confianza en el sistema antidopaje ruso, cuando se necesitan atletas limpios más que nunca , afirmó el presidente de la WADA, Craig Reedie. (Con información de AP)