Después de 20 años y 15 temporadas con los New Orleans Saints, Drew Brees anunció su retiro, acumulando 269.7 millones de dólares en ganancias, 80,358 yardas aéreas, 571 pases de TD y fue campeón del Super Bowl XLIV.

El anuncio se esperaba luego de que Brees acordara modificar su contrato para 2021. Bajó su salario base al mínimo de la liga de un millón en febrero, despejando 24 millones en espacio de tope salarial para el equipo y se había programado que Brees ganara 25 millones en salario base antes de eso.

El punto final no significa que no aparecerá en público jamás. Brees firmó en 2020 con la NBC Sports para convertirse en analista de las transmisiones de la NFL y, eventualmente, se unirá al conjunto de Sunday Night Football.

Brees no será olvidado ni en el deporte ni por la población de Nueva Orleans, una vez que fue gran apoyo después de la tragedia del huracán Katrina.

"Hubo tantos momentos emocionales en el camino, solo porque sabíamos que se trataba de una recuperación general; una resurrección general de esta ciudad, de esta comunidad, de un espíritu. Necesitaba que alguien creyera en mí tanto como Nueva Orleans necesitaba a alguien que crea en ellos.

deportes@eleconomista.mx