Jonathan Dos Santos se convertirá en el segundo jugador mejor pagado de Los Ángeles Galaxy, con un salario aproximado a 4 millones de dólares. El mediocampista mexicano se convirtió en el segundo futbolista mejor cotizado del torneo estadounidense, sólo debajo de Sebastian Giovinco, y a los 27 años llega a un club y torneo donde, asegura, vengo a demostrar que soy un buen jugador, a ser referente de mi equipo y la MLS , dijo en la conferencia de prensa de su presentación.

Ir a Estados Unidos es probablemente condenar el futuro deportivo y definir el personal para un futbolista. Información recopilada por este diario indica que a nivel competitivo los jugadores que deciden ir al american dream ganan altos salarios pero son olvidados para representar a sus selectivos nacionales o los requieren pocos minutos en su país.

David Villa, Kaká, Steven Gerrard e incluso David Beckham han pasado por ello en Estados Unidos, pero recientemente China es otra de esas opciones o las ligas de Qatar, Japón o Arabia Saudita. Sin embargo, indudablemente resolvieron su vida personal y probablemente el de dos o tres generaciones subsiguientes.

•••

Si alguien sabe de desaires en el futbol, es Jonathan. En el 2007, en pleno viaje a Corea para el Mundial Sub-17, le dijeron que no entraba en la lista final de convocados e incluso le pidieron el uniforme de viaje que llevaba puesto.

La Selección Mexicana lo ha despreciado en Juegos Olímpicos (Londres 2012) y mundiales, cuando se convirtió en el único jugador descartado por Javier Aguirre en plena gira europea antes de Sudáfrica 2010. Barcelona nunca confió en él para el recambio generacional del medio campo blaugrana y así llegó a Villarreal.

Será una oportunidad para que Jonathan tome el control de su vida futbolística y se haga del liderazgo del club; sin embargo, llega a una Liga que tiene un calendario desfasado en comparación con las temporadas futbolísticas tradicionales, que van de agosto a mayo (10 meses de competencia).

La MLS comprende de marzo a diciembre, con una pausa de tres meses ininterrumpidos.

En algún momento deben ir a Estados Unidos, porque puede ser un objetivo a largo plazo, pero creo que un futbolista que está en el pico del rendimiento es para jugar en Europa y no en la MLS , dijo Juan Carlos Osorio en una entrevista a Excélsior, previo a la Copa Confederaciones 2017, torneo donde Jonathan sumó 287 minutos, para ser el sexto que más participación tuvo; en comparación con Giovani, su hermano, que apenas jugó 186 minutos.

Desde que Giovani dos Santos llegó a la MLS, en el verano del 2015, apenas ha sido considerado para una cuarta parte de los partidos de la Selección Mexicana. Juan Carlos Osorio le ha dado minutos en nueve de los 35 partidos de México.

Jonathan no es el único mexicano que ha sido tentado por los contratos multianuales y millonarios de la MLS.

En el 2015, en la crisis de minutos y deportiva más aguda de Javier Hernández, cuando Real Madrid no ejerció la opción de compra y no entraba en los planes de Louis Van Gaal en Manchester United, existió una oferta para que Chicharito se convirtiera en el futbolista mejor pagado del torneo estadounidense, con un salario de 10 millones de dólares al año.

Carlos Vela, Andrés Guardado y Guillermo Ochoa son algunos de los jugadores de la Selección Mexicana que han recibido ofertas de la MLS estando en el futbol europeo, pero el técnico del cuadro nacional expresó su deseo de que permanecieran en el viejo continente.

La MLS, con poca incidencia?de seleccionados

En los últimos tres torneos de selecciones nacionales la MLS aportó 13 futbolistas. La Eurocopa de Francia 2016 (tres jugadores), la Copa Africana del 2017 (seis jugadores) y la Copa Confederaciones (cuatro jugadores) son las competencias de equipos nacionales fuera de la Concacaf donde el torneo estadounidense cedió jugadores.

Las selecciones que Eslovaquia, Albania, Senegal, Camerún, Ghana, Nueva Zelanda y México son los equipos que han llamado a jugadores de la MLS para las competencias.

El rango de participación en la Eurocopa es mínimo, donde sólo Shkelzen Gashi jugó ocho minutos con Albania; mientras que los otros dos jugadores no vieron participación.

En la Copa Africana, Harrison Afull (Columbus Crew) y Ambroise Oyondo (Montreal Impact) fueron los que más minutos registraron, con seis partidos completos en el torneo continental, el resto de seleccionados africanos tuvo una participación discreta: menos de 100 minutos y dos ellos ni siquiera jugaron.

En Copa Confederaciones, Giovani dos Santos fue el que más participación tuvo (185 minutos) de los legionarios de la MLS. Los seleccionados neozelandeses promediaron 80 minutos y Oyongo no jugó con Camerún.

eduardo.hernandez@eleconomista.mx