El iraní Ghasem Gholamreza Rezaei ganó el torneo de lucha grecorromana de menos de 96 kilogramos en los Juegos Olímpicos de 2012, derrotando en la final al ruso Rustam Totrov por 3 a 0, este martes en Londres.

Rezaei sucede en el palmarés al ruso Aslanbek Khushtov, que no consiguió clasificarse para la cita de Londres. Las medallas de bronce fueron para el armenio Artur Aleksansyan y el sueco Jimmy Lidberg.

Rezaei, de 26 años, obtuvo una victoria sorprendente ya que su mejor resultado en unos Mundiales es el bronce de 2007 y en los Juegos de Pekín-2008 concluyó en el 16 lugar.

En la final se impuso contundentemente a Totrov, de 28 años, actual medallista mundial de bronce.

Rezaei, que en semifinales se había deshecho del cubano Yunior Estrada (3-0), dio a Irán su tercera medalla de oro en las tres primeras jornadas de la lucha de Londres.

El otro latinoamericano de la división, el venezolano Erwin José Caraballo, perdió en la primera fase ante el estonio Ardo Arusaar (3-0).