Sspa, Bélgica.- El francés Sylvain Chavanel del Quick Step se llevó este lunes en solitario la segunda etapa del Tour de Francia, con llegada a Spa, marcada por una serie de caídas, y se endosó el maillot amarillo.

Chavanel aventajó casi cuatro minutos a un primer pelotón reducido en el que se encontraba el suizo Fabian Cancellara, que partió de líder en la salida en Bruselas.

La mayoría de los candidatos al podio llegaron también en este grupo. Muchos de entre ellos, como el luxemburgués Andy Schleck, se cayeron en el descenso de Stockeu debido a que la carretera resbalaba a causa de la lluvia, a una treintena de kilómetros de la meta.

Andy Schleck, tocado del brazo, y su hermano Frank se hallaron a tres minutos de Cancellara después del descenso.

El primer pelotón ralentizó el ritmo para esperar a los pequeños grupos, en los que se hallaban el estadounidense Lance Armstrong y el español Alberto Contador, y también a los hermanos Schleck.

"La carretera estaba muy resbaladiza, no había manera de mantenerse en el sillín", señaló el tejano. "Con todas estas personas en el suelo, ha sido completamente irreal. Cuando volví a montar en la bicicleta, pasé corredores que se habían caído. Parecía como en la guerra", prosiguió Armstrong.

"Todo el mundo tiene miedo a este tipo de situaciones, sobre todo en los descensos a esta velocidad", aclaró el siete veces campeón de la ronda gala.

El ganador de la etapa se lesionó gravamente en el craneo en un accidente en la carrera Lieja-Bastoña-Liega a finales de abril, lo que le dejó apartado de la competición hasta mediados de junio cuando participó en la Vuelta a Suiza.

En la ciudad belga de Spa, su compañero de equipo Jerome Pineau logró el maillot de puntos por mejor escalador. Chavanel, de 31 años, logró su segunda etapa en el Tour de Francia, dos años después de que lo consiguiera en la etapa de Montlucon.

"No tomé riesgos en el descenso de Stockeu. Era peligroso con curvas cerradas", explicó el flamante vencedor de la etapa.

Si el ganador del día consiguió los puntos por la clasificación del maillot verde, ningún punto fue concedido a partir de la segunda plaza tras un acuerdo intervenido durante la carrera.

"Cancellara vino a verme para decirme que había habido bastantes heridos hoy y que los líderes estaban detrás, que no intentaría lograr la segunda plaza. Es un acuerdo tácito. Lo hablé con los comisarios", explicó Jean Franóois Pescheux, director de la carrera.

"El ciclismo es un deporte colectivo, los Schleck estaban por detrás mientras yo les esperaba. La otra razón también consistía en que todo el mundo pudiera regresar", aclaró Cancellara, que perdió el liderato.

"Creo que la igualdad debe estar antes del egoísmo. Por esa razón, hablé con Jean Franóois Pescheux", agregó el suizo.

"Se traba de algo bueno: esperar a que todos pasaran la línea de meta juntos", concluyó.

Por su parte, el ciclista español Alberto Contador sufrió este lunes un golpe en la cadera, rodilla y el codo derechos debido a la numerosa caída en la segunda etapa del Tour de Francia, aunque parece que no reviste gravedad y podrá tomar la salida el martes.

"Vamos a ser optimistas y pensar que nos hemos podido levantar de la caída", explicó Contador.

En la clasificación Cancellara 2 minutos y 57 segundos.

"Espero conservar este maillot amarillo el máximo tiempo posible. Puedo ir a menos, por qué no, hasta la estación de Rousses (sábado)", explicó el nuevo líder de la carrera.

La tercera etapa se disputará entre Wanze y Arenber, con un recorrido de 213 kilómetros, por lo que se tocará territorio francés.

"Es el pero día porque mañana será duro con el pavé, que te golpea todo el cuerpo, pero quiero ser optimista. Vamos a intentar recuperarnos y ponernos hielo cuanto antes", precisó Contador.

BVC