Una mezcla entre máscaras, shorts, acrobacias y golazos es la receta perfecta para detonar un negocio. Así lo visualiza Charly, marca de indumentaria deportiva que está tratando de alcanzar una posición consolidada dentro del mercado mexicano y que, a partir de este diciembre, ha lanzado una nueva línea de uniformes alternativos dentro de la Liga MX en asociación con la Triple AAA, la compañía líder de la lucha libre en el país.

Se trata del lanzamiento de los llamados terceros uniformes (o alternativos) que podrán utilizar seis clubes de la primera división del futbol mexicano a partir del torneo Clausura 2022: Atlas, Santos, León, Pachuca, Querétaro y Tijuana, todos los que ya posee la marca Charly, que ahora contarán con diseños exclusivos de máscaras, carteles y otros elementos icónicos de la lucha libre, gracias a la colaboración de Triple AAA.

El acuerdo se concretó como un cuarto esfuerzo de Charly por ofrecer un producto innovador que adhiera un toque cultural a los uniformes alternativos, que la Liga MX permite que se lancen entre octubre y diciembre de cada año como previa para el segundo semestre de temporada. En esta ocasión, la lucha libre es el ingrediente especial, como en años anteriores lo fueron la serie Club de Cuervos, la película Star Wars y el Día de Muertos.

“Fue una coincidencia cuando iniciamos las pláticas con Triple AAA porque nos contaron que el próximo año cumplen su 30 aniversario, entonces en el marco de este aniversario queda perfecta la colaboración para ser parte de estos festejos, seremos parte de iniciativas de mercadotecnia y viceversa, ambas marcas nos nutriremos de los momentos, ellos también de poder entrar al futbol a través de seis equipos, que es la presencia más grande a través de una marca deportiva en la Liga MX”, señala Jesús Salazar, gerente de Sports Marketing de Charly, en entrevista con El Economista.

Charly continúa su camino por crear indumentarias disruptivas dentro del futbol mexicano, que les ha dejado un grato sabor de boca y posicionamiento. Con el uniforme de Star Wars que lanzaron en noviembre de 2019, en colaboración con Disney, vieron cómo muchos aficionados de la saga compraron el uniforme sin ser aficionados a los Xolos de Tijuana o ni siquiera adeptos al futbol. Ya en 2020 lanzaron la línea especial del Día de Muertos en sus seis equipos actuales y eso les generó buenas críticas internacionales, pues prensa e influencers de otros países se acercaron a ellos para preguntarles como se gestó la idea.

“Se les hizo muy interesante cómo explotamos el tema cultural, es a raíz de eso que nace la idea de querer levantar todavía más la vara con la lucha libre. El impacto vamos a tardar un poco en dimensionarlo porque sí va a ser una situación en la que a través de las raíces mexicanas y siendo fieles a nuestros valores como marca y como empresa vamos a internacionalizar nuestro mensaje, porque el efecto de explotar lo propio dentro de tu país jala mucho las miradas de fuera y eso es justo lo que estamos buscando, estamos seguros que la noticia va a dar la vuelta literalmente al mundo y ese es el valor que le encontramos a este tipo de iniciativas, no tanto en lo económico, sino más bien el seguir creciendo en prestigio como marca en México y afuera”, recalca Salazar.

La cantidad de piezas que se lanzará en alusión a la lucha libre corresponde a un 25 o 30% de lo que se lanza cada verano con las indumentarias clásicas de local y visitante. Pero además de la prenda, cada club presentará a un perfil único de luchador profesional: el del Atlas se llama ‘El Académico’, el de Santos es ‘Espíritu Guerrero’, el de León es ‘Leónidas’, el de Pachuca es ‘Súper Tuzo’, el de Querétaro es ‘Resistencia Eterna’ y el de Tijuana es ‘Rey Xolo’.

Aunque el inicio del vínculo es el lanzamiento de los uniformes, Jesús Salazar explica que esto abre las puertas a la lucha libre de incursionar más en el futbol mexicano con otras opciones de negocio que sean más rentables, como activaciones y funciones dentro de los estadios, además de que algunos de estos seis clubes están en pláticas para que su personaje sea parte del roster de la Triple AAA y compita de manera real en sus circuitos más importantes, como las triplemanías.

“Al igual que nosotros, Triple AAA también está muy enfocado en cómo crecer su marca más allá del tema económico, en poder entrar al mercado del futbol y que esto no se quede como un producto más, sino que abra puertas a diferentes negocios que después podrán tener una repercusión económica importante, con la creación de productos de otro tipo”.

Es por ello que el directivo recalca a este diario que, aunque el objetivo es vender el 100% del producto (que costará 1,599 pesos), la principal visión es unir un nuevo target procedente de la lucha libre y, sobre todo, tener el impacto internacional. Eso también ilusiona a la Liga MX, ya que al ser Charly es uno de sus seis sponsors premium, aprobaron sin ningún problema este vínculo con la lucha libre, que incluirá una imagen en alusión al 30 aniversario de la Triple AAA en la parte inferior de cada jersey.

“Desde que entramos a la industria del futbol mexicano, en 2014, nos hemos caracterizado por no tenerle miedo al crecimiento. Estamos buscando convertirnos en la marca número 1 en México, sabemos que nuestra competencia es fuerte, son potencias internacionales que hacen las cosas bastante bien, pero queremos seguir posicionándonos y entender que esto no es una carrera de 100 metros que tenga que darse en uno, dos o tres años, la idea es llegar a la cima y mantenernos mucho tiempo, demostrar que como marca mexicana tenemos productos de igual o mayor calidad que cualquier marca internacional”.

El directivo de marketing de Charly asegura que para 2022 vendrá un proyecto similar que mezcle cultura y deporte, como ya lo han hecho cuatro veces. Su primer escalón internacional es el mercado estadounidense, donde llevan un año y medio operando gracias a la apertura de sus oficinas en Los Ángeles y donde, destaca, han tenido buenas cifras en ventas no solo por parte de los hispanos que viven allá, sino también por consumidores nativos.