“He pasado por el proceso de reconstrucción como jugador y como entrenador y siento que sé lo que se necesita”, indicó Larry Drew, tras ser designado a principios de noviembre como coach de Cleveland Cavaliers.

Drew acordó quedarse con el equipo por el resto de la temporada, pero antes, desde el 2014 ha estado a cargo como asistente del coach.

Larry, de 60 años, comenzó con los ajustes en la plantilla e informó a los jugadores que no le gustaba tener un equipo predecible y al eliminar esa característica podrían ser un mejor equipo defensivo.

La franquicia registra un inicio de fase regular con dos victorias y 12 derrotas, situación que los ubica en la última posición de la Conferencia Este, cuando en los últimos cuatro años lograron colocarse en los primero lugares.

Una de las diferencias es que ahora ya no cuentan con LeBron James y la mitad de la plantilla no suma más de dos temporadas en la organización. Aunque se mantienen jugadores como Kevin Love, JR Smith y Tristan Thompson, que fue reclutado por Cleveland en el draft del 2011 y es quién más años acumula en la organización.

El proceso en el que está inmersa la quinteta de Cleveland no ha sido sencillo, porque por las próximas seis semanas no contará con Kevin Love.

El jugador fue operado del pie izquierdo y en cuatro encuentros aportó en promedio 19 unidades.

Además de Love, George Hill estará dado de baja por dos semanas debido a un esguince en el hombro derecho y Sam Dekker se estima que estará fuera un mes por un esguince en el tobillo izquierdo.

El equipo que disputó por cuatro años consecutivos las Finales de NBA, ahora se caracteriza por ser el cuarto que menos puntos promedia por duelo, con 103.3. Cuando en los dos años anteriores se colocaba en las primeras posiciones y LeBron James les generaba una cuarta parte de las unidades encestadas, en la Liga incrementó 10% el número de unidades que promedia el primer lugar, si se compara lo registrado en el 2014 contra el 2018.

De las 11 derrotas que acumula, al menos en la mitad la diferencia con sus rivales ha sido superior a las 15 unidades. Cabe señalar que por encuentro les permite a sus rivales 113 puntos en promedio.

“Ha pasado por una gran variedad de situaciones diferentes como entrenador en jefe y como asistente. Confiamos en su experiencia”, indicó para el portal del equipo Koby Altman, gerente general de Cleveland.

Larry Drew tuvo a su cargo al equipo por un breve periodo durante la fase regular pasada ante la ausencia de Tyron Lue y su marca fue de 9-1 (19 de marzo al 3 de abril). Su experiencia previa como entrenador en jefe fue con Atlanta y Milwaukee. Con los Hawks permaneció del 2010 a 2012 y en ese periodo logró que la organización participara en los playoffs.