Una voz más se une a la inconformidad por falta de recursos económicos en el deporte de alto rendimiento: el Comité Olímpico Mexicano (COM).

Una semana después de que varios atletas señalaran los atrasos y reducciones en los depósitos de sus becas deportivas, el COM dirigido por el presidente Carlos Padilla analiza por su cuenta un cierre parcial en sus instalaciones debido a la falta de presupuesto y de llegar a esa determinación, sería luego de los Juegos Panamericanos Lima 2019.

Al finalizar la sesión de trabajo que Padilla encabezó con la Jefatura de Misión de los Juegos Panamericanos, expresó que hasta el momento no ha recibido los 90 millones de pesos que se requieren para operar el Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM), así como las áreas de hospedaje y alimentación para los atletas concentrados en la instalación.

“No hemos recibido el presupuesto. Redujimos de los 120 millones que es el presupuesto tradicional a 90 millones y en estos seis meses no hemos tenido la respuesta que hubiéramos deseado. Hemos recurrido a la iniciativa privada y a diversos amigos que nos están apoyando con patrocinios y así es como hemos podido salir adelante”.

A pesar de este panorama, Padilla aclaró que la delegación mexicana que acudirá a los Juegos Panamericanos Lima 2019 está respaldada en el tema económico.

“La garantía para acudir a los Juegos Panamericanos ya está cubierta, los gastos, los uniformes de los atletas están patrocinados, así como de transportación especial como en bicicletas o caballos” añadió el dirigente.

En caso de seguir sin presupuesto se replantaría el funcionamiento del CDOM “y prestar el servicio o en algún momento pensar en el cierra parcial. Estamos en la antesala de los Juegos Olímpicos y no hay dinero para mantenerlo y debemos tomar medidas radicales”.

Expresó que no sólo es el mantenimiento sino el pago de servicios como agua, luz, teléfono y nómina, así como traslado de atletas a entrenamientos a la zonas altas de la Ciudad de México.

“Hay de 350 a 500 atletas por temporada. Todo depende de las concentraciones y de cada momento. Son dos millones y medio al bimestre de agua. El apoyo del COI lo hemos estado usando para esto, junto a Solidaridad Panamericana, donativos, patrocinios, pero todo tiene un límite y tenemos deudas”, aseveró.

El COM después de 54 años no presentaba una situación similar y además plantea frenar el hospedaje y alimentación y someter el caso al Consejo Directivo.