Bélgica, prácticamente clasificada a octavos de final, firmó su segundo triunfo con estilo en el Mundial 2018 con una goleada inapelable por 5-2 ante Túnez, que a su vez quedó en al borde de la eliminación, este sábado en Moscú, por la segunda fecha del Grupo G.

Los Diablos Rojos, cada vez más serios candidatos al título en la medida que avanza el torneo, habían debutado con goleada 3-0 ante Panamá y este sábado en el estadio del Spartak volvieron a desatar una lluvia de goles: Eden Hazard (6 de penal, 51), Romelu Lukaku (16 y 45+3), que alcanza a Cristiano Ronaldo en la tabla de anotadores del torneo con 4 dianas, y Michy Batshuayi (90).

Las 'Águilas de Cartago' marcaron por intermedio de Dylan Bronn (18) y Wahbi Khazri (90+3).

Los belgas que dirige el español Roberto Martínez confirmarán su boleto el domingo si Panamá no gana ante Inglaterra, que había superado a los tunecinos en el debut por 2-1 con un doblete de Harry Kane.