El Barcelona perdió 2-1 en su visita a un defensivo y ordenado Celtic de Glasgow, en la 4 jornada del grupo G de la Liga de Campeones, y no pudo sellar su clasificación matemática para los octavos de final.

El primer tanto del partido lo consiguió el keniano Victor Wanyama, de cabeza en el 21, y el Barsa no pudo sobreponerse en el Celtic Park, pese a llevar la iniciativa y sus repetidas llegadas a los dominios de Fraser Forster.

En la recta final, Tony Watt (83) amplió distancias y el argentino Leo Messi maquilló la derrota en el 90+1.