La noche que Atlético San Luis consiguió el título del Clausura 2019 en Liga de Ascenso y por consecuencia, el ascenso a Liga MX, Jordi González ya tenía la estructura de fuerzas básicas que el club necesitaba para cumplir con los compromisos de competir en Primera División.

En menos de un mes tendría que observar a más de 5,000 jugadores, aunados a los 600 que ya se encontraban en el modelo de Academia de Atlético de San Luis, para crear las plantillas que competirán en la próxima temporada de la Liga MX.

“Todavía no cerramos las plantillas, pero serán alrededor de 150 jugadores en el alto rendimiento”, señala en entrevista Jordi González, responsable de la academia y fuerzas básicas de Atlético San Luis.

El entrenador español llegó hace cinco años a México, como encargado de la academia de Atlético de Madrid para operar las escuelas oficiales a nivel internacional del equipo español. El rol de Jordi cambió hace dos años, cuando el equipo español mostró sus intenciones de adquirir una franquicia en México, y así nació Atlético San Luis, el equipo que ascendió para la próxima temporada.

Entre los retos del equipo fue robustecer su estructura formativa. Hasta la temporada pasada contabilizaban hasta 600 jugadores de entre 4 y 17 años.

“Queremos hacer una Liga de formación en distintos puntos de San Luis Potosí y llegar a 1,000 jugadores; 850 en formación y 150 futbolistas en alto rendimiento, incluyendo el equipo profesional femenil”, señala el director de fuerzas básicas de Atlético San Luis.

Por reglamento, la Liga MX estipula que los equipos tengan categorías Sub-17, Sub-20 y Liga MX Femenil, planteles que viajan y participan en un torneo con todos los equipos del torneo.

Jordi González explica que aunque hace un año ya tenían equipos juveniles en algunas categorías que pide la Liga MX, la diferencia es que ahora las categorías van a tener que competir en ligas de máximo nivel, donde los jugadores también deben tener un nivel muy alto.

Para eso, tuvieron que lanzar convocatorias de visorías que reunieron a más de 5,000 jugadores. También, mediante su estructura de visorías, detectaron a jugadores en Liga Premier, Sub-20 y Liga Femenil que encajaban en el perfil de equipo para ofrecerles un contrato, si es que eran jugadores libres, o negociar con los equipos dueños de sus derechos federativos.

“Los tiempos no eran muy largos, porque teníamos básicamente un mes para conformar las plantillas e iniciar la pretemporada, diseñamos un plan en donde pudiéramos ver el mayor número de jugadores posibles y estar a tiempo para iniciar el torneo”, señala el directivo español.

En el proyecto formativo de Atlético San Luis, además de llevarlos a incrementar el número de jugadores, tuvieron que realizar inversiones en infraestructura para que los chicos entrenaran con un modelo que se practica en España, en la academia de Atlético de Madrid.

Los rubros de inversión que significa levantar un proyecto de fuerzas básicas incluyen: nóminas de empleados, material. La academia está dotada de psicólogos, nutriólogos, podólogos, entrenadores de porteros, preparadores físicos, tutores de casa club, acompañamiento académico y pago de los estudios a los jugadores que no hayan terminado la preparatoria.

“Hay una inversión muy grande, pero el presupuesto que tenemos destinado a la academia es bastante alto porque tenemos la intención de que los jugadores estén lo mejor posible”, señala el directivo.

Asimismo, indica que están buscando apoyo para ampliar las instalaciones de la ciudad deportiva.

“Terminamos de cerrar acuerdos para construir más áreas de gimnasios, comedores, auditorios, para que los chicos puedan comer y desayunar en el club. Tener prácticamente todo controlado.

“Es una inversión grande, pero creemos y tenemos el respaldo de Atlético de Madrid porque creemos que los jugadores pueden llegar a Primera División, trascender y ser de los mejores”.

En cuanto a la Liga MX Femenil, incluyeron a cuatro jugadores del equipo Sub-17 que lanzaron desde al año pasado y que ahora participarán en el torneo principal.