“Realmente Guido Rodríguez no atrae mucho público, nosotros lo conocemos porque lo seguimos y demás, pero la gente en Argentina no lo tiene muy visto. Inclusive mucha de la afición ni siquiera lo conoce”, explica a El Economista, Lautaro Virla, periodista argentino del diario Olé.

En la premiación del Balón de Oro de la Liga MX, Guido fue considerado como el mejor futbolista de la temporada 2018-19 por su actuación con el América, que implicó 91 por ciento de aciertos en pases; 1,113 toques de balón concretados de manera correcta entre el Apertura 2018 y Clausura 2019.

Además de ser un titular indiscutible para las Águilas; en el actual torneo ha jugado las ocho jornadas de titular, con el 97.2 por ciento de minutos posibles.

Su desempeño le ha permitido desde la fecha FIFA de marzo 2018, ser un recurrente en las convocatorias de la Selección Argentina y asistir a la Copa América 2019, en donde solo disputó 90 minutos en el primer partido del torneo contra Colombia, sin tener actividad en el resto de la competición.

A pesar de ser uno de los mejores mediocampistas del futbol mexicano, en el 11 titular de la albiceleste no ha encontrado un espacio por competir con futbolistas como: Rodrigo de Paul, Leandro Paredes y Marcos Acuña, quienes juegan en el futbol europeo.

Rodrigo de Paul, se ha ganado un lugar como titular en el Udinese, de la misma manera sucedió con Marcos Acuña en el Sporting de Portugal. Sin embargo, Leandro Paredes durante las cuatro jornadas que van en la Ligue 1 con el PSG, solo ha jugado 57 minutos y ningún partido comenzó como titular, inclusive tuvo opciones de salir del equipo, pero al final se quedó en Francia; que por jerarquía involucra un nivel deportivo mayor al futbol mexicano.

“Paredes es titular por gusto de Scaloni y por el talento que tiene. Yo creo que hoy Guido no puede pelearle la titularidad, pero sí tiene chances de tener su lugar en la plantilla de convocados”, opina para este diario el periodista argentino, Fabián Rodríguez.

Otro ejemplo es el caso de Agustín Marchesín, quien formó parte del proceso mundialista como tercer portero, aunque luego de un amistoso contra Nigeria en el que recibió cuatro goles, terminó sin ser considerado para la Copa del Mundo de Rusia.

A pesar de ello, durante la Copa América y las últimas tres fechas FIFA, ha sido llamado por el entrenador Lionel Scaloni, en gran parte por ser considerado mejor portero por su participación en Liga MX y su fichaje con el Porto, que ha atraído tanto al director técnico nacional, como al público argentino.

“Desde que Marchesín se fue al Porto, los medios lo tienen más en cuenta por el tema de Europa y que jugó la preclasificación de Champions League. También ha sido de mayor atención para Scaloni. Acá se lo está viendo con mejor ojos pero no al punto de pelearle el puesto a Armani”, menciona Virla.

Agustín, a pesar de establecerse dentro de los tres porteros argentinos regulares, Franco Armani ha sido elegido como titular por su actividad destacada en River Plate, donde ganó la Copa Libertadores.

En otro caso, el argentino Iván Marcone ha perdido relevancia en los llamados de la albiceleste. En su paso por Cruz Azul en 2018, jugó todos los partidos de Liga MX como titular en el Apertura 2018 y se volvió uno de los pilares del equipo. Sin embargo, Marcone juega desde esta temporada Boca Juniors, donde no ha logrado el mismo nivel que en México y quedó fuera de la lista final para la Copa América Brasil 2019.

“Scaloni convocó a Marcone y jugó un ratito ante Marruecos en un amistoso. La realidad es que su nivel en Boca había decaído, pero en el último clásico ante River tuvo buen rendimiento. Si logra mantener ese nivel, podría volver a la selección”, opina Fabián Rodríguez.