Acapulco, Guerrero. - Acapulco adopta a su nueva reina. No más a la eterna Flavia Pennetta. No en este 2012 en que Sara Errani es la campeona del Abierto Mexicano de Tenis 2012, tras imponerse con marcadores de 5–7, 7-6(2) y 6–0.

Cuestión de días, de regiones y puntos. Si en Monterrey Errani vio contenido su intento por ganar en semifinal, una semana después, casi a la misma hora, con humedad y más grados centígrados, la boloñesa despierta la aclamación de los asistentes, quienes presencian su tercer título en la Women’s Tennis Asociation (WTA).

Sobre la arcilla guerrerense, Sara, de 24 años, se adjudicó el quinto compromiso frente a Pennetta, en dos horas con 28 minutos, para colocar su marca en 2-3 ante la siete veces finalista en Acapulco y, también nivela el revés que padeció en el partido para llegar a la última instancia del 2007.

Adversarias esta noche, pero también compañeras en categoría de dobles y en Copas Federación. A la distancia, a Errani se le observa celebrar con mesura, sólo trota para festeja con su entrenador, mientras la organización del evento ya prepara su cheque.

Los 37 mil dólares que se agenció la vencedora de los torneos de Palermo y Portoroz, en el 2008, se suman a los 2.043 millones que lleva en su carrera y que están registrados el sitio de la WTA.

Desde que en el 2001 incursionan mujeres en el Abierto Mexicano de Tenis, Italia tiene a tres monarcas, con lo que supera lo hecho por la representante de Estados Unidos, Venus Williams (2009 y 2010) y por Sudáfrica, a través de Amanda Coetzer, en los años 2001 y 2003.