Porsche, un importante participante del segmento premium en México, explica las razones por las cuales sus pronósticos apuntan hacia una recuperación. El común denominador siguen siendo los SUV, y con ellos ha reforzado su oferta. 

Los resultados de 2020 fueron los peores en mucho tiempo. Inocultables, servirán para mirar a mediano plazo.

“Fue un año atípico en donde nos enfrentamos a situaciones nunca vistas. Haciendo un balance, creo que los resultados para la marca fueron muy positivos, cerramos el año 2020 muy fuerte. La industria cayó poco más de 28%, el segmento premium también lo hizo, aproximadamente poco más de 27%, y en el caso de Porsche pudimos tener un decrecimiento menor que fue de 9.7%, lo cual nos llevó a ser la segunda marca de lujo con el mejor desempeño y la cuarta en toda la industria. Esto nos llevó a incrementar nuestra participación de mercado pasando del 2.3% al 2.9%, que representa un 26% de incremento en market share. Al cierre de enero de 2021 mantenemos una tendencia positiva, crecimos marginalmente comparado con el mismo mes del año pasado, mientras que el segmento sigue cayendo; afortunadamente la caída fue menor, del 23%, pero sigue un segmento en contracción y nosotros tuvimos oportunidad de crecer”, dijo Camilo San Martín, director general de Porsche México.

Este balance negativo pero no catastrófico se sustentó en diferentes acciones principalmente en la oferta de producto.

“Contamos con un portafolio muy robusto con todas las SUV y CUV, como el Cayenne Coupé que vino a fortalecernos. Contamos con vehículos híbridos enchufables, estamos por entregar los primeros vehículos 100% eléctricos en el mercado (Taycan), también autos deportivos de alto desempeño, incluso a finales del año pasado lanzamos un auto muy atractivo como el Macan de 4 cilindros con un precio muy competitivo para que más clientes puedan acceder a la marca. También, a pesar de la fluctuación en el tipo de cambio y toda la incertidumbre, pudimos proporcionar a nuestros clientes una estabilidad en precios que también contribuyó a estos resultados. Nosotros reportamos a la oficina regional de Porsche que está en Miami, y que atiende a mercados latinoamericanos. Somos el mercado más importante y  representamos poco más de la mitad de las ventas de toda la región”.

Camilo San Martín, Director General de Porsche México. Foto: Cortesía

SUV vs coupés deportivos, el mercado manda

“Evidentemente de los segmentos, incluso en estos meses o años en los que llevamos caídas de la industria, los que muestran crecimiento siguen siendo el suv y cuv, en esto no es la excepción Porsche. Nuestro vehículos deportivos son altamente apreciados, la realidad es que podríamos haber  alcanzado mejores números el año pasado pero la alta demanda de estos autos por parte de la marca a nivel mundial sigue siendo muy alta. En ese sentido no hemos podido tener los autos deportivos que quisiéramos, incluso por ejemplo en la gama de 718, Boxster y Cayman, el balance pudo ser mucho mejor pero la demanda ha superado enormemente a la oferta de la casa matriz. Al final  nuestras suv representan nuestro principal segmento. Más o menos entre Cayenne y Macan, representaron el 65% de nuestro portafolio del mercado. Por su parte el 911 fue casi uno de cada 4, es decir el 25%, y en el caso del 718 (Boxster y Cayman), representó cerca de un 10%”.

Este año se percibe con buen ánimo y para la firma de Stuttgart hay condiciones para alcanzar el objetivo de la recuperación.

“Creemos que la industria terminará arriba de 2020 pero sin los niveles de crecimiento que todos quisiéramos; creemos que estaremos cerca del millón de unidades pero todavía nuestros pronósticos son ligeramente abajo. En el segmento premium veremos con mucho cuidado cómo se va desarrollando el año, creemos que todas las medidas que se están implementando a nivel mundial ayudarán a reactivar la economía y por ende también esperamos que el segmento mejore y cerremos con alrededor de 48 mil unidades, un crecimiento de alrededor de 9 por ciento. Y en el caso de Porsche, estimamos estar ligeramente por arriba del año anterior con aproximadamente 1,300 unidades. En el caso específico de Taycan consideramos que cerraremos con 100 vehículos, que tomando en cuenta que es un auto 100% eléctrico y en el que la marca está lanzando una tecnología totalmente nueva, su aceptación ha sido fantástica”.

marcos.martinez@eleconomista.mx