A principios del 2000 conocimos al actor Bryan Cranston a través de la serie Malcolm in the middle, su popularidad creció de manera exponencial e inmediata cuando se puso durante cinco temporadas en la piel de Walter White, ese profesor de química devenido en antihéroe y villano (y que aun así supo ganarse el amor de los millones de seguidores alrededor del mundo) de la multipremiada serie de televisión Breaking Bad.

Breaking Bad terminó, pero Walter White podría volver a la pantalla.

El creador de la serie Vince Gilligan reveló en la feria Comic-Con que existen grandes probabilidades de que los personajes de Bryan Cranston y Aaron Paul (Jesse Pinkman) aparezcan en algún momento en la secuela, Better Call Saul.

Gilligan, Cranston y Paul estuvieron acompañados por muchos de sus compañeros de reparto de Breaking Bad en el Hall H, la sala de 6,500 butacas en el centro de convenciones de San Diego donde transcurre la Comic-Con, para celebrar el 10mo aniversario del programa.

Gilligan dijo que los personajes no aparecerán en la cuarta temporada de Better Call Saul que comienza en agosto.

“No queremos tenerlos dando vueltas”, dijo Gilligan. “Pero seríamos extremadamente negligentes si estos personajes no aparecieran en la serie antes de que termine”.

Better Call Saul, cuya trama antecede a la de Breaking Bad, sigue el ascenso de un abogado en aprietos, interpretado por Bob Odenkirk, que llega a ser el preferido por muchos criminales en Albuquerque, Nuevo México.

Breaking Bad se transmitió durante cinco temporadas por AMC, en las que Cranston recibió cuatro premios Emmy por su papel estelar de White mientras que Paul, logró tres premios Emmy por su papel de reparto.

Paul subió al escenario con su bebita en brazos, disfrazada con un traje de protección amarillo y un respirador como el que su personaje solía usar cuando fabricaba metanfetaminas.

“Los extraño a todos, extraño la serie”, les dijo a sus compañeros durante su discurso.

Cranston también dijo que Breaking Bad nunca será llevada al cine, pero Gilligan le respondió que no lo descartaría.