No es nuevo, pero siempre es prudente señalar que la arquitectura mexicana es considerada por propios y extraños como una de las mejores y más prolíficas del mundo. La disciplina en nuestro país es rica en nombres y glorias de tiempo atrás que son las bases del prestigio que hoy goza nuestro país. Pero señalar que la arquitectura mexicana ostenta sus credenciales solamente por su pasado sería un desacierto.

Prueba de lo anterior es la novedad de que seis proyectos mexicanos figuran dentro de la shortlist de los premios del World Architecture Festival (WAF), que año con año desde 2008 premia la excelencia arquitectónica en el marco de las actividades en una sede distinta en cada edición. La sede de este año será Lisboa en diciembre.

Fueron 200 los proyectos elegidos de todas las latitudes para integrar 20 categorías para proyectos ejecutados y 13 más para modelos pensados a futuro. Por ello, es considerado el programa de premios de arquitectura más grande del mundo, con categorías como Cultura, Salud, Educación e Investigación, Vivienda y Religión.

Nuestro país es líder en América Latina con la mayor cantidad de consideraciones en las distintas categorías. Del resto de países de la región se consideraron dos trabajos en Argentina y uno por país en Ecuador, Uruguay y Brasil.

Los trabajos mexicanos que fueron incluidos

Por parte de nuestro país, en la categoría Display, el despacho mexicano Broissin Architects, fundado por el edificador Gerardo Broissin, fue considerado por su trabajo con el pabellón Egaligilo, instalado en los jardines del Museo Rufino Tamayo en el marco de la onceava edición de Design Week México, en 2019. El pabellón rodeado de paredes de concreto ensambladas en una estructura de metal y modeladas como partes de un rompecabezas era capaz de generar su propio microclima y se volvió un espacio de remanso. Las superficies perforadas del pabellón permitían el paso del sol, el oxígeno y el agua de lluvia para mantener vivas a las plantas en el interior.

En la categoría de Salud es aspirante el proyecto Pabellón de Vivienda Temporal para Trabajadores Sanitarios en México ante Covid-19, diseñado por REVOLUTION Architects, despacho fundado por Andrés Bustamante Arrieta. Se trata de una iniciativa sin fines de lucro impulsada por el despacho de la mano de la Cruz Roja Mexicana. El mismo fue apoyado por 17 empresas de seis países. En concreto se trata de una estructura de madera de siete metros cuadrados con dormitorio, regadera, WC, lavamanos, cisterna, ventilación natural y aislamiento térmico. En junio del año pasado 12 de estos módulos fueron donados a las instalaciones de la Cruz Roja delegación Ecatepec.

En la categoría Vivienda son dos los proyectos considerados. El primero es el fraccionamiento Amani, en Puebla, en el que destacan las formas geométricas de volúmenes distintos que parecen desprenderse de los dos edificios que, como bloques, se yerguen interconectados por un mezzanine, áreas verdes y sitios para diversas amenidades. Es un trabajo del estudio ARCHETONIC, fundado en 1991 por Jacobo Micha Mizrahi.

El segundo proyecto de esta categoría es la Casa Jardín Escandón, un espacio habitacional de 2,300 metros cuadrados ubicada en la colonia Escandón, en la Ciudad de México. Es un conjunto de 14 viviendas conectadas desde un interior por pasillos que corren en zigzag colmados de vegetación. Es un trabajo de CPDA Arquitectos, fundado y dirigido por el edificador Juan Pablo Cepeda.

En el rubro de oficinas, de nueva cuenta un proyecto de ARCHETONIC es considerado como uno de los mejores trabajos del año. Esta vez se trata de VITR, que deriva de la intervención y reutilización de una estructura preexistente en la zona poniente de la Ciudad de México. El despacho lo ha intervenido hasta transformarlo en un inmueble con múltiples terrazas y filtraciones de luz natural y colores naturales que rodean el complejo.

Por último, en el rubro de Producción, Energía y Reciclaje, se incluye el proyecto ecológico del Humedal de Cuitláhuac, en Iztapalapa, que fue impulsado por el Gobierno de la Ciudad de México y del cual tomaron parte más de 200 especialistas en diferentes temas en un intento para restituir los cuerpos de agua de la capital mexicana. Para rehabilitar este humedal se trasladaron 12,000 metros de tule de los humedales existentes en Xochimilco.

Este certamen de arquitectura tiene una particularidad, dado que es el único en el mundo donde los preseleccionados presentan sus proyectos en vivo, frente a los delegados del festival y el jurado. De todos los trabajos ganadores finalmente se elige un reconocimiento más para el Edificio del Año. El año pasado no pudo realizarse de manera presencial, pero este el WAF espera volver al encuentro físico en Portugal del 1 al 3 de diciembre.

Los proyectos mexicanos seleccionados este año:

En Display:

Egaligilo (instalación)

Ciudad de México

Responsable: Broissin Architects

IG: broissin_architects

En Salud:

Pabellón de Vivienda Temporal para Trabajadores Sanitarios en México ante COVID-19

Estado de México

Responsable: REVOLUTION Architects

En Vivienda:

AMANI

Puebla

Responsable: ARCHETONIC

archetonic.mx

Casa Jardín Escandón

Ciudad de México

Responsable: CPDA Arquitectos

cdpa.mx

Oficinas

VITR

Ciudad de México

Responsable: ARCHETONIC

archetonic.mx

Producción, Energía y Reciclaje

Humedal de Cuitláhuac

Ciudad de México

Responsable: Riparia (como aparece en la lista del WAF)

El mundo premia lo mejor de la arquitectura

El World Architecture Festival (WAF) se lleva a cabo todos los años desde Barcelona en 2008. Reúne a más de 2,000 de los grandes representantes de la arquitectura mundial contemporánea de más de 60 países para deliberar de manera presencial los premios del programa más grande para reconocer lo mejor de esta disciplina. El año pasado, ante la imposibilidad por las condiciones sanitarias en todo el mundo, el encuentro se llevó a cabo de manera virtual, pero este año anticipa volver a la presencia en Lisboa.

worldarchitecturefestival.com

ricardo.quiroga@eleconomista.mx