En el 2016 las empresas que cotizan en la BMV pagaron por ISR 23% más que un año antes. Es la cifra más alta en por lo menos 17 años, tras varios años de vaivenes por la desaceleración de actividad económica, la caída en el precio de hidrocarburos y el repunte en la cotización del peso frente al dólar.