De acuerdo con el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2021, y de no haber modificaciones, al Programa de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI) le serán designados 102,720.8 millones, repartidos mayoritariamente entre el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), entidad cabeza de sector y en el que recae el Ramo 38, con 30,291 millones; y un monto de 44,776 millones va para Educación.

Lo demás se reparte entre Agricultura y Desarrollo rural con 5,195 millones; Economía, 1,439 millones; salud, 8,813 millones; Energía, 7,259 millones; Comisión Federal de Electricidad, 1,554 millones; y otros que incluyen 9 secretarías con 3,390 millones de pesos.

Fundamentalmente el proyecto basa la estrategia para este rubro en el Programa Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación (PECITI) 2021 y se hace referencia al nuevo marco legal que a partir de 2021 estará dictando las políticas para CTI.

El documento asegura que será fundamental la consolidación de los recursos y un incremento sostenido de estos como proporción del PIB; sin embargo, con respecto a 2020, el proyecto solo hace un ajuste de 4,403 millones, equivalente a un incremento de 4.3%, pero tomando en cuenta el ajuste inflacionario sería solo de 1% el aumento.

Esto de acuerdo con el informe servirá para acercar la ciencia a la población, así como dar respuesta y contribuir a la solución de los principales problemas del país, como la emergencia sanitaria por Covid- 19. Además, con este monto se busca “promover el bienestar social, el cuidado ambiental, fortalecer el acceso universal a la ciencia y a la innovación tecnológica”.

También se menciona una “ciencia pública empoderada” para garantizar el bienestar general de la población y del medio ambiente, así como a la consolidación en la formación de recursos humanos de alto nivel con un enfoque humanista.

Como proyectos principales desde la cabeza del sector se mencionan los Programas Nacionales Estratégicos que, de acuerdo con lo previsto, promoverán los esfuerzos de investigación en torno a problemáticas nacionales concretas y urgentes.

nelly.toche@eleconomista.mx