Al sol al viento es la nueva exposición de Natalia Botero, que hace un recorrido visual por la geografía colombiana a través de las prendas tendidas a la intemperie. La muestra, compuesta por más de cien fotografías, está dedicada a las y los sobrevivientes del conflicto armado en Colombia. En ella se retrata a las resistencias de las personas que habitan en el campo, a partir de sus tendederos de ropa, como un homenaje a su cotidianidad.

Se inaugura este martes 9 de julio en el Centro Cultural Casa del Tiempo, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), en General Pedro Antonio de los Santos 84, colonia San Miguel Chapultepec, a las 7 de la tarde.

Como la ropa que se extiende sobre una cuerda en las fotografías, así mismo se expone la obra de Natalia Botero: colgada con ganchos y pinzas.

“La ropa que nos cubre y nos descubre tiene una extraña vocación de salir, de mostrarse siempre, incluso la más íntima y reservada. Por todo el territorio colombiano los paisajes se visten de color y formas para ratificar la presencia de los pobladores, para dignificar el trabajo de muchas mujeres en su cotidianidad, para narrar las familias y sus labores”, se lee en la introducción de la exposición.

Foto: Natalia Botero
Foto: Natalia Botero

En este contexto, la fotografía se vuelve herramienta de conciliación y memoria histórica entre las comunidades.

 “Aún creo en la idea de fotografiar lo natural, por lo tanto, apuesto a la cotidianidad en un proyecto como 'Al sol al viento', donde reivindico la vida en hechos de resistencia en contra de la violencia; donde me ratifico en lo cotidiano como símbolo de permanencia, paz y vida. En mi trabajo fotográfico pretendo darle color y esperanza a quienes ven con la tristeza de la guerra, el temor de los fusiles y la desazón de las ausencias”, dice Natalia Botero.

¿Quién es?

Natalia Botero es una fotógrafa que desde hace 25 años ha realizado un trabajo sobre memoria histórica, derechos humanos, mujeres y conflictos sociales con un enfoque especial en la desaparición forzada. Temas que le permiten recorrer el territorio colombiano, y en el que se encuentra con cientos de familias y ciudadanos con una firme intención de recuperar su identidad, dignidad, su hogar y felicidad, de romper con lo más cruel de la guerra, la indiferencia y el olvido.

Una de las únicas mujeres fotógrafas que, desde los años 90 en Colombia, ha documentado los horrores de la guerra, el dolor, el abandono y la ausencia, los actores armados, a las víctimas y los hechos, también resalto las resistencias y las luchas de la ciudadanía.

En Colombia se han reportado más de 85 mil víctimas de la desaparición forzada, las cuales quedan en el olvido por el Estado, pero no por sus familias que buscan incesantes. El éxito de cada cuerpo hallado y entregado a sus seres queridos es el logro de recuperar un pedazo de la historia de nuestro país enterrada, historia que construye el ciudadano de a pie en cada espacio y accionar en su cotidianidad.

Natalia Botero, enuncia la desaparición forzada y la muerte desde la fotografía para, en ella misma, reivindicar a las y los sobrevivientes de la guerra en un proceso donde la vida retoma la esperanza y se llena de vigor.

Con información de Centro Cultural de España en México y de la UAM.