Jonathan Demme el director galardonado con el Oscar de "El silencio de los inocentes" y "Filadelfia", cuyo documental sobre los Taking Heads "Stop Making Sense" es considerado uno de los mejores filmes sobre conciertos, murió a los 73 años.

Su publicista Annalee Paulo dijo que Demme falleció el miércoles por la mañana en su apartamento de Nueva York rodeado por su esposa Joanna y tres hijos. Demme murió por complicaciones de cáncer de esófago.

NOTICIA: Arthur Russell sigue vigente en la música de hoy

El director comenzó a hacer cine de bajo presupuesto con Roger Corman como maestro a comienzos de la década de 1970. Su producción ecléctica incluye "El silencio de los inocentes" de 1991 por la que ganó el Oscar al mejor director así como "Something Wild", "Rachel Getting Married" y el documental con Spalding Grey "Swimming to Cambodia".

La película más reciente de Demme fue la comedia de 2015 "Ricki and the Flash", protagonizada por Meryl Streep.

Nacido en Nueva York, Demme logró el Oscar al mejor director por el filme de 1991 "El silencio de los inocentes", que se alzó también con el premio a la mejor película y a sus protagonistas, Anthony Hopkins y Jodie Foster.

La inquietudes de Demme eran muy diversas, desde comedias y películas de suspenso a cintas míticas como "Philadelphia" en 1993, que fue una de las primeras grandes películas de Hollywood que abordó la crisis del sida. El actor Tom Hanks logró un Oscar por su interpretación en este filme.

También dirigió conciertos y documentales musicales de artistas como Bruce Springsteen, Kenny Chesney, Neil Young, The Talking Heads y, más recientemente, "Justin Timberlake + The Tennessee Kids".

Otras películas notables son el drama independiente "Rachel Getting Married" (2008), "The Manchurian Candidate" (2004) y la comedia "Married to the Mob" (1998).

(Con información de Reuters)

abr